lunes , 21 de octubre, 2019
Gabriela_Michetti

Lijo pidió declaraciones juradas de Michetti y los legajos de SUMA

Es en el marco de la investigación por el origen del dinero robado el año pasado de la casa de la funcionaria. El denunciante acusó  que la fundación declara haber pagado salarios por $165.000 en 2014 pese a que fue registrada como empleadora ante la AFIP el mes pasado.

El juez federal Ariel Lijo pidió ayer las dos últimas declaraciones juradas de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y el legajo de la Fundación SUMA, en el marco de la causa en que la que se investiga por el origen del dinero robado en su casa en noviembre pasado.

El magistrado pidió a la Administración Federal de los Ingresos Públicos (AFIP) y a la Oficina Anticorrupción el envío de las declaraciones juradas patrimoniales de Michetti en 2014 y 2015.

Asimismo, requirió a la Inspección General de Justicia que le envíe los legajos de la fundación SUMA y también de Fundar, Seguridad y Justicia, Creer y Crecer y Formar, todas otras ligadas al PRO e incluidas en la denuncia, los “antecedentes registrales” de las fundaciones y que se le informe “si las mismas fueron beneficiarias de donaciones efectuadas por terceros contribuyentes en el 2015“.

De esta forma, el juez ordenó las medidas de pruebas solicitadas  por el fiscal federal Guillermo Marijuan al imputar a Michetti tras la denuncia presentada por el abogado Leonardo Martínez Herrero, a lo que se sumó otra denuncia de los diputados nacionales Juan Cabandié y Rodolfo Tailhade por irregularidades en otras fundaciones.

Martínez Herrero amplió esta semana la denuncia al presentar ante el juez Ariel Lio documentación que en la demuestra que la fundación SUMA no estaba registrada como empleadora ante la AFIP hasta el mes pasado, a pesar de que en su sitio web presenta un informe en el que se sostiene que abonó salarios en 2014.

Según el “informe de transparencia” de SUMA, en 2014 se pagaron salarios por 165.000 pesos pese a que “no tenía ningún empleado registrado”.

Además, el abogado entregó un listado de empresas que donaron a SUMA e información sobre pautas publicitarias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires otorgadas a la pareja de la vicepresidenta, Juan Martín Tonelli Banfi.

El viernes pasado, el fiscal federal Guillermo Marijuan ordenó que se investigue el origen de los 50.000 dólares y los 245.000 pesos que le robaron y se determine si tenía un origen lícito.

Por su parte, Cabandié y Tailhade advirtieron que “la mayoría de los miembros del gobierno integran o son autoridades de fundaciones que desarrollan tareas políticas de manera paralela a la que formalmente despliega el partido político PRO” y sospecharon que las fundaciones “financian el funcionamiento del partido y sus principales dirigentes”.

Por este motivo pidieron investigar a “Creer y Crecer”, presidida por el intendente de Lanús Néstor Grindetti y “Formar”, cuyo titular es el ministro de Transporte Guillermo Dietrich.

Para los diputados, “la mayoría de esas fundaciones registran escasa actividad estatutaria y apego a las normas legales que las regulan, resultando llamativa la contradicción entre la dinámica de sus movimientos financieros y el cumplimiento de las obligaciones ante el organismo encargado de controlar su vida social”, recordó Marijuan en el dictamen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *