lunes , 15 de julio, 2019

Las ventas minoristas aumentaron 18,2% en junio y cayeron 12,2 interanual

Según la CAME, el 41,5% de los comercios espera que se recuperen las ventas en los próximos tres meses, mientras que solo el 13,6% espera que continúen en declive.

Las ventas minoristas cayeron 12,2 por ciento en junio frente a igual fecha de 2018 y subieron 18,2 por ciento cuando se compara contra mayo, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Según la entidad, la extensión del programa “Ahora 12”a todos los días de la semana, el pago de aguinaldo y el Día del Padre influyeron en la suba. “El Ahora 12, que en muchos comercios comenzó  a aplicarse sin interés, demostró en poco tiempo que es una herramienta indispensable. Acompañado de una mayor liquidez en el mercado, se perciben signos positivos que generan expectativas de cómo se podrá reactivar el sector”, señaló el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán.

“En general, incluyendo a las grandes tiendas y cadenas, las ventas con el programa Ahora 12 aumentaron de 7 mil millones a 30 mil millones de pesos desde el 26 de junio hasta ahora, es decir que esperamos mejoras más significativas para los resultados del mes de julio”, indicó Díaz Beltrán.

En tanto, las expectativas para los próximos meses continúan mejorando: el 41,5 por ciento de los comercios consultados espera que se recuperen las ventas en los próximos tres meses, cuando el mes anterior ese porcentaje fue 33,3 por ciento y en abril de 24,2 por ciento. Sólo el 13,6 por ciento espera que sigan cayendo.

En la comparación interanual en los locales físicos las ventas bajaron 13,7 por ciento mientras que en la modalidad online crecieron 0,4 por ciento en junio, frente a igual mes del año pasado, y acumulan una descenso del 12,4 por ciento en el primer semestre del año.

Frente a mayo, junio dejó un aumento de 18,2 por ciento en la medición sin desestacionalizar, que se explica porque el pago de aguinaldos hace que generalmente el sexto mes del año sea mejor que el quinto, aunque muchas empresas postergaron este desembolso para julio, o lo fraccionaron.

Desde CAME señalan la importancia de trabajar en bajar el costo argentino, para compensar la restricción de la demanda y garantizar la continuidad de la empresa.

Las caídas anuales más profundas en junio se registraron en los rubros Calzado y marroquinería (-17,9%), Neumáticos y repuestos de autos y motos (-16,9%), Bazares y regalos (-16%), y Electrodomésticos, Electrónicos, Computación, y Celulares (-15,3%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *