sábado , 7 de diciembre, 2019
Lagomarsino

Lagomarsino insistió en que Nisman se suicidó

Confesó tener a terminar preso por una “mentira” al ratificar que sólo es responsable de haber facilitado al fiscal el arma que terminó con su vida. Dijo que no podía negarse a los pedidos del fallecido funcionario argumentando padecer el síndrome del amo- esclavo.

El técnico informático Diego Lagomarsino insistió ayer en que el fiscal Alberto Nisman se suicidó a la vez que ratificó que sólo es responsable de haber facilitado al fiscal el arma que terminó con su vida.

En el marco de una entrevista con el programa Desayuno Americano, de canal América, el único imputado en la causa opinó que el ex titular de la UFI Amia “tomó la decisión de dispararse”, aunque reconoció desconocer los motivos por los que habría tomado esa decisión.

Además, el ex asesor de Nisman explicó que tenían una relación que “excedía la de un jefe, pero era menor a la de un amigo”.

Al ser consultado por el motivo por el cual no se negó a entregarle el arma o por el cual aceptó entregar al fiscal un porcentaje de su salario y ser cotitular de una cuenta que Nisman tenía en el exterior, Lagomarsino explicó que, según le explicó su terapeuta, existía entre ambos una relación “amo-esclavo”.

Por otra parte, negó ser espía y explicó que él era asesor informático personal de Nisman. “Me llamaba cada vez que tenía algún problema. ‘Se me colgó el Windows, no me anda el Office'”, ejemplificó.

Asimismo, se defendió de las sospechas por el hallazgo en su vivienda de un CD con el nombre de “Ciro James”, el exespía investigado por Nisman e implicado en la causa por escuchas ilegales: “Yo no tenía CD’s con escuchas telefónicas. Lo que yo tenía era un solo cd que decía Ciro James. Eran datos para hacer cruces telefónicos. Nunca hice el trabajo en este caso porque Alberto no me lo pidió. En la causa AMIA sí había hecho un trabajo sobre cruces de llamados”.

En cuanto a una nota del periodista Nicolás Wiñazki, publicada en el diario Clarín, que asegura que los nuevos investigadores federales de la causa tienen una hipótesis judicial que lo involucra a partir de nuevas pruebas, el especialista informático afirmó: “Lo que dice Wiñaski no sé de dónde lo sacó, en la causa no está”.

Luego, en declaraciones a Radio Con Vos, Lagomarsino reconoció que “le tengo miedo a la mentira, al engaño. Que yo vaya preso es una mentira”.

“Juzguenme por lo que hice, le preste un arma a un fiscal de la Nación. No fui el único al que Alberto manoteo para pedir un arma”, reclamó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *