miércoles , 21 de agosto, 2019

La UCR propone derogación del Impuesto al Fuego y la obligatoriedad de debates electorales

Los legisladores radicales nacionales y provinciales presentaran proyectos para establecer la obligatoriedad de los debates de candidatos. Aguad denunció que los fondos del impuesto para la prevención de incendios se desvían a las rentas generales.

Los legisladores nacionales y provinciales por la Unión Cívica Radical (UCR) anunciaron hoy que presentaran proyectos para establecer la obligatoriedad de los debates electorales, mientras que el candidato a diputado, Oscar Aguad, dijo que pedirá la derogación del Impuesto al Fuego del gobierno de José Manuel De la Sota.

Respecto al primer proyecto, Aguad dijo que lo que se pretende es que los debates no sean una opción y sean una obligación. “En Córdoba no tenemos esa opción, el candidato de Unión por Córdoba (Juan Schiaretti) no quiere debatir en algunos sectores”, reprochó Aguad.

Asimismo consideró que como el Estado es quién financia las campañas electorales, es necesario que quienes no participen de los encuentros sean multados o no reciban los fondos si no participan.

“Yo sé que la gente sabe lo que hice en mis años públicos y por eso planteamos esto”, afirmó Aguad al referirse la actitud de Schiaretti, quién esquiva los debates públicos para no dar explicaciones sobre la situación de los narcopolicías y sobre los rumores que lo ubican como miembro un bloque sciolista.

Finalmente, explicó que la ley tratará de que debatan tanto en las elecciones presidenciales, legislativas a nivel nacional, y provincial que debatan los candidatos a gobernador.

Por otra parte, Aguad propuso la derogación del Impuesto al Fuego al denunciar que los fondos recaudados por ese gravamen se desvían a las rentas generales y no a la prevención de incendios.

En diálogo con la prensa, el diputado radical cuestionó al gobierno provincial porque “en todos estos años, sólo atendió a las víctimas de los desastres naturales, pero el impuesto fue creado para prevenir los incendios forestales”.

“El impuesto se puso para paliar exigencias presupuestarias y pagar gastos corrientes, al punto tal que los cuarteles de bomberos reciben 2.800 pesos por año, que ni siquiera cobran”, opinó.

Por último, Aguad advirtió que en 12 años ya se consumieron 500 mil hectáreas de bosque autóctono, incluyendo las más de 90 mil que se quemaron durante esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *