jueves , 17 de octubre, 2019

La UCR habría apoyado el acuerdo con Intel por pedido de Mestre

El radicalismo había manifestado el martes su rotundo rechazo al proyecto oficialista. A cambio, Yuni pidió que se priorice a Rio Cuarto y a otras ciudades del interior

De manera sorpresiva, el radicalismo acompañó ayer con su voto el proyecto del oficialismo que establece la entrega por parte de la provincia de USD 3.500.000 a la multinacional Intel, para que la empresa adquiera un inmueble y garantice su permanencia en Córdoba.

Si bien el martes, la Unión Cívica Radical (UCR) había anticipado su rechazo al acuerdo y amenazado con llevar la iniciativa a la justicia, según fuentes confidenciales, un legislador radical por capital habría transmitido al bloque un pedido del intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, para que se respalde la iniciativa argumentando que es necesario asegurar los puestos de trabajo que se generarán a partir del acuerdo.

A cambio, el presidente de la bancada, Eduardo Yuni, solamente solicitó que se votara una declaración por la cual el cuerpo legislativo solicita al gobernador, José Manuel de la Sota, que le negocie con Intel que se priorice a Río Cuarto y a otras ciudades del interior en la instalación de los centros de desarrollo, según detallaron las mismas fuentes a INC.

En tanto los legisladores Rodrigo De Loredo, Amalia Vagni, Elisa Caffaratti y Anselmo Bruno, votaron a favor de la iniciativa respetando la decisión del bloque, pero no firmaron el proyecto de declaración.

Desde el oficialismo, el legislador Ricardo Sosa explicó a INC que el nuevo contrato, o la modificación del mismo firmado en 2006, indica que el monto a pagar por la empresa es de 5 millones de pesos anuales como forma de devolución, y si se hubiera cumplido el rubricado anteriormente la provincia habría tenido que desembolsar más de 20 millones, que es el costo de un inmueble de 5 mil metros cuadrados totalmente equipado para el funcionamiento.

Sosa defendió el proyecto en el recinto y en su alocución dijo que la provincia no pierde dinero, sino que gana calidad y más de doscientos puestos de trabajo directos y otros indirectos, entre ingenieros o técnicos que cobren buenos salarios.

“Intel tiene hoy 211 empleados y debe incorporar aún más, lo que genera también la formación de mano de obra calificada muy beneficiosa para Córdoba”, dijo.

En tanto, desde la oposición se cuestionaron los motivos por los cuales el gobierno debía subsidiar a las multinacionales bajo la amenaza de la irse a otras plazas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *