lunes , 21 de octubre, 2019

La tarifa social alcanzará a todos los que cobren menos de $15 mil

Aranguren presentó el nuevo cuadro tarifario de gas y anunció que la tarifa social va a incluir a jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia que cobren menos de dos salarios mínimos. Para el resto de los usuarios, la suba será de hasta 500%.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, presentó ayer el nuevo cuadro tarifario de gas, el cual establece un tope del 500 por ciento en la suba para usuarios residenciales, mientras que la tarifa social alcanzará a jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia que cobren menos de dos salarios mínimos.

Los nuevos cuadros tarifarios del gas que tendrán vigencia a partir de este viernes con un incremento de hasta 300 por ciento para los usuarios residenciales de la categoría R1-R23; de 350 por ciento para usuarios R31-R3; de 400 por ciento para usuarios R34 usuarios R34 y de 500 por ciento para usuarios SGP.

Además, contempla tarifas diferenciales para quienes “registren un ahorro en su consumo igual o superior al 15 por ciento con respecto a igual período del año anterior”.

La resolución establece que “el monto total, con impuestos incluidos, de las facturas” que emitan las empresas distribuidoras “no podrá superar el monto máximo que resulte de aplicar los porcentajes” detallados en las distintas categorías “a la factura con impuestos incluidos, emitida al mismo usuario e igual período de la facturación correspondiente al año anterior”.

Asimismo, añadió que “los límites de incremento sobre los montos finales facturados establecidos se aplicarán siempre que el monto total de la factura supere la suma de 250 pesos”.

En tanto, Aranguren informó que “la tarifa social va a incluir a jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia que cobren menos de dos salarios mínimos, es decir $ 15,120, en función de no diferenciar entre esas categorías”.

El funcionario también destacó la incorporación de “todos los electro-dependientes o personas que conviven con ellos”, como así también a los “titulares de pensiones vitalicias o veteranos de guerra”, a lo que sumó una buena noticia para las entidades de bien público, que tendrán “una banda tarifaria especial y dejarán de ser consumidores comerciales y pasarán a residenciales”.

“El Ministerio de Producción anunciará próximamente la creación de una ventanilla única para que todos los beneficiarios de la tarifa social puedan adherirse sin mayores complejidades y las empresas distribuidoras deberán acompañar con sectores especiales para atender a los clientes que encuadren en esta situación”, aclaró.

Por otra parte, Aranguren reconoció que “la urgencia de poder resolver un problema nos llevó a correr antes de empezar a caminar” a la vez que manifestó estas convencido de que este será “un sistema más justo”.

“Hay otros derechos humanos que están antes que un esquema tarifario, por eso queremos que a partir de una reducción gradual de los subsidios el erario (público) use los recursos para la educación y la salud”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *