viernes , 23 de agosto, 2019

La secretaria de Campagnoli denunció espionaje e intimidaciones

La funcionaria declaró que durante la gestión del fiscal recibió presiones para que abandonara su cargo, a la vez que aseguró que los trabajadores de ese organismo eran espiados.

La secretaria de la Fiscalía de Saavedra, María de los Ángeles Gutiérrez, denunció que durante la gestión de José María Campagnoli recibió intimidaciones para que abandonara su cargo, a la vez que aseguró que los trabajadores de ese organismo eran espiados por orden del fiscal.

La secretaria de la Fiscalía de Saavedra, a cargo de José María Campagnoli hasta la suspensión que lo condujo al juicio político en curso, fue entrevistada hoy por radio Continental y relató cuál era el clima de trabajo en esa dependencia judicial.

Gutiérrez recaló en esa Fiscalía cuatro años antes de la llegada del fiscal, ya que el funcionario judicial la había expulsado de la Fiscalía de La Boca, apenas 24 horas después de su ingreso.

La abogada describió a Campagnoli como “nefasto” y afirmó que al menos 20 compañeros de trabajo sufrieron “problemas de salud por discusiones” y aseguró que los empleados judiciales eran filmados ilegalmente.

En este sentido, indicó que a pesar de que “institucionalmente no estaban dadas las condiciones” para acusar al fiscal, se presentaron denuncias al respecto en 2008 y 2009 y destacó que “esto sale ahora a la luz ahora porque hay una gestión que lo escucha, eso es lo distinto”.

Durante la jefatura de Campagnoli, los trabajadores hallaron dentro de la fiscalía cámaras ocultas que, según la letrada “no hay dudas que fueron colocadas por empleados del fiscal ya que por error filmaron sus caras” y recordó que “estos procedimientos no son permitidos dentro del ministerio público fiscal”.

“Los medios hegemónicos hoy están propiciando una imagen de una persona muy diferentes a la que conocimos acá”, señaló Gutiérrez y confirmó que Campagnoli, a pesar de ser anticonstitucional, “colocaba en las paredes fotos de personas o identikits”.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *