lunes , 21 de octubre, 2019

“La renuncia de Tettamanti desbarata la maniobra de Clarín”

El senador nacional Marcelo Fuentes se refirió a la renuncia del juez subrogante que apoyaba Clarín para fallar sobre la Ley de Medios.

La primera maniobra: sorteo del juez subrogante. Una de las primeras conclusiones que realizó el dirigente político fue que con esta “renuncia de Tettamanti desbarata la primera parte de la maniobra pergeñada por el multimedio Clarín que era la imposición de un juez subrogante, jubilado, denunciado y penalmente sospechado”.

El juez jubilado Raúl Tettamanti, designado subrogante en el juzgado civil número 1 que debe fallar sobre el articulo de desinversión recurrido por el Grupo Clarin, renunció hoy a su designación, informaron fuentes judiciales.

La denuncia del oficialismo, encabezada por el ministro de Justicia, Julio Alak, señalaba que se intentó privar de su juez natural a la causa por medio de una maniobra que consistió en su designación y la simultánea impugnación del concurso en trámite en el Consejo de la Magistratura. Sobre la designación de Tettamanti como juez subrogante del juzgado Civil Nº 1, el senador nacional consideró en “Nada del otro mundo” deRadio Universidad que se trató de “un sorteo perpetrado a puertas cerradas escondidas y entre dos candidatos”.

“Dos jueces, Martín Farrel y Ricardo Recondo, sortean entre Francisco de Asís Soto y Raúl Tettamanti”, explicó Fuentes como la primera denuncia.

La segunda maniobra: bloquear la designación en el Consejo de la Magistratura. “Lo más grave es que el consejero Recondo, que también pergeña ese sorteo de designación de Tettamanti, es quien entorpece el trámite normal de los jueces naturales de la Constitución para cubrir el juzgado”, explicó Fuentes en las declaraciones radiales.

La semana pasada, el Ministro de Justicia, Julio Alak, también denunció la decisión de cinco integrantes del Consejo de la Magistratura de bloquear la designación del juez titular.

“El conflicto es doble. Por un lado, se impone un juez subrogante digitado a dedo y, por el otro lado, se impide la aprobación del procedimiento legal y constitucional de designación de magistrados”, sintetizó Fuentes en cuanto a las denuncias del gobierno nacional.

“El poder de fuego del grupo mediático es tan grande, que la primera maniobra pasó absolutamente desapercibida. Si no hubiéramos hecho la denuncia y dando a luz estos episodios, hoy teníamos sentencia. Otra vez confirmando que los poderes fácticos en Argentina están más allá del alcance de la ley porque cuentan con la complicidad de sectores todavía enquistados en la corporación judicial”, criticó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *