jueves , 16 de agosto, 2018

La recaudación provincial cayó por primera vez en el año

En julio, los recursos de la Provincia registraron una caída interanual del 4,4%, debido principalmente a la merma de recaudación por Ingresos Brutos y Sellos, y la baja de ingresos de origen nacional por Ganancias.

La recaudación del mes de julio de la Provincia totalizó los 13.291 millones de pesos, lo que significa un crecimiento nominal del 25,3 por ciento respecto al mismo mes del año 2017. Si se descuenta la inflación, considerando a tal fin el Índice de Precios al Consumidor de la Provincia de Córdoba hasta el mes de junio de 2018 y una estimación propia para el mes de julio, la recaudación mostró una caída interanual del 4,4 por ciento en términos reales.

Desagregando los recursos según su origen, los provinciales registraron un crecimiento interanual del 24,8 por ciento lo que en términos reales representó una caída del 4,8 por ciento. Los de origen nacional, por su parte, presentaron un crecimiento en términos nominales de 25,6%, lo que neto del efecto del crecimiento de los precios implicó un deterioro en términos reales del 4,2 por ciento con respecto a julio del año 2017.

En el acumulado al mes de julio, tanto los recursos de origen provincial como los nacionales siguen mostrando un crecimiento nominal superior a la inflación, con niveles del 30,4 por ciento y 37,6 por ciento respectivamente. Descontado el efecto de la inflación, se registra un aumento real del 2,4 por ciento y 8 por ciento respectivamente.

El crecimiento de los recursos de origen provincial estuvo principalmente impulsado por la recaudación de Ingresos Brutos y del Impuesto Inmobiliario.

En julio los ingresos provenientes de Ingresos Brutos representaron el 70 por ciento del total de recursos de origen provincial; los cuales presentaron un incremento nominal del 23,2 por ciento y una caída del 6 por ciento en términos reales con respecto a julio de 2017. Cabe destacar que se encuentra en plena vigencia la reducción de alícuotas de este impuesto, dando cuenta del cumplimiento de la Provincia de Córdoba al compromiso asumido en el Consenso Fiscal, y del costo asociado en términos de recursos al que se enfrenta la Provincia. Sumado a esto, se comienzan a evidenciar los primeros efectos de la recesión económica sobre los niveles de recaudación. Este gravamen se encuentra altamente asociado al nivel de actividad, por lo que es de esperar que frente a una recesión económica se presente una desaceleración en el ritmo de recaudación de este impuesto.

Los Impuestos Patrimoniales crecieron al 30,5 por ciento en términos nominales (-0,5% real). Estos recursos representaron el 15 por ciento del total de recursos de origen provincial, impulsados particularmente por el crecimiento del 33,8 por ciento en términos nominales y del 2 por ciento en términos reales del Impuesto Inmobiliario. En este impuesto se destacan los buenos niveles de cobrabilidad de los vencimientos corrientes y la recaudación de deuda en gestión judicial.

Por su parte, el Impuesto de Sellos registró una variación interanual del 20,9 por ciento, lo que en términos reales implica una caída del 7,8 por ciento. Es de mencionar que la recaudación de este impuesto se ve afectada por la realización de ajustes de política tributaria para el año 2018. Además, la dinámica fue impulsada a la baja debido a la disminución en la recaudación en los canales ligados al nivel de actividad, como son las tarjetas de créditos, bancos, compañías financieras y escribanos.

En el acumulado a julio, todos los impuestos administrados por la Provincia han crecido por encima de la inflación respecto del mismo período del año 2017, salvo el Impuesto a la Propiedad Automotor. Por su impacto en la recaudación total, se destaca la evolución de la recaudación de Ingresos Brutos, el cual registró un aumento del 28,4 por ciento y del 0,8 por ciento en términos reales. Resulta pertinente aclarar que el cumplimiento del Consenso Fiscal hizo resignar a la Provincia un 5,2 por ciento de crecimiento interanual en la recaudación acumulada de dicho gravamen. De no haber mediado la baja en las alícuotas, el aumento se hubiera ubicado en torno al 33,6 por ciento.

Los impuestos patrimoniales acumulados a julio presentan un crecimiento interanual del 38,1 por ciento nominal, lo que en términos reales significa un crecimiento del 8,4 por ciento. La recaudación del Impuesto a los Sellos, por su parte, muestra un incremento interanual del 31,6 por ciento nominal y del 3,3 por ciento real (participación del 10%).

Los recursos de origen nacional estuvieron impulsados por la dinámica del Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto a las Ganancias, que en conjunto representaron el 87,9 por ciento del total de recursos nacionales.

El Impuesto al Valor Agregado representó el 49,6 por ciento del total de recursos nacionales recibidos y mostró un crecimiento interanual del 40,8 por ciento en términos nominales y del 7,4 por ciento en términos reales.  Es de destacar que el componente interno (IVA DGI) crece a un ritmo algo superior al de la inflación. Por su parte, el componente externo (IVA DGA) muestra un crecimiento del 68,2 por ciento, el cual se explica básicamente por el aumento del tipo de cambio. Es de mencionar además que la recaudación de IVA se encuentra impulsada por la anulación del Decreto/814, como así también por la incorporación de los servicios electrónicos al cobro del IVA.

En el mes de julio de 2018, lo recibido en concepto de Impuesto a las Ganancias tuvo una  variación interanual del 24,8 por ciento en términos nominales y una caída del 4,8 por ciento en términos reales. Como en los meses anteriores, el comportamiento de este concepto se encuentra potenciado por la derogación del artículo 104° de la Ley de Impuesto a las Ganancias, el cual entró en vigencia a partir del 1° de enero del 2018, luego de la firma del Consenso Fiscal. De no haber mediado esta modificación, el incremento de ganancias se ubicaría en torno al 17 por ciento.

Cabe mencionar que el Fondo de Compensación creado en el Consenso Fiscal para retribuir a la Provincia por lo que deja de recibir por las modificaciones implementadas en el mismo permitió el ingreso de 67 millones de pesos en el mes de julio, lo que será destinado a inversiones en infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, productiva, de vivienda o vial, tanto por parte de la Provincia como por los municipios y comunas.

Respecto del Fondo Federal Solidario, en el mes de julio ingresaron 279 millones de pesos, lo que significa un incremento nominal del 40,7 por ciento interanual respecto a lo percibido en el mismo mes del año anterior.

A nivel acumulado, tanto IVA como Ganancias, los dos impuestos más importantes, han crecido por encima de la inflación con respecto al mismo período de 2017. En el caso de IVA el crecimiento ha sido del 48,4 por ciento nominal y 13,2 por ciento real, mientras que Ganancias lo ha hecho a un ritmo del 42,5 por ciento nominal y 8,7 por ciento real. Con respecto a los recursos recibidos por FOFESO, se evidencia un aumento nominal del 21,6 por ciento, lo que teniendo en cuenta el nivel inflacionario del período arroja una caída del 4,6 por ciento en términos reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *