lunes , 23 de septiembre, 2019
Aranguren gas luz suba facturas

La quita de subsidios implicará un aumento del 35% en Córdoba

Así lo informó Aranguren, aunque no descartó que la EPEC resuelva sumar otros puntos en su factura. Dijo que el Estado se ahorrará 4.000 millones de dólares.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, informó ayer que la quita de subsidios a las empresas Edenor S.A. y Edesur S.A., dispuestas por el gobierno nacional, implicará un aumento del 35 por ciento en las facturas de la Empresa Provincial de Energía (Epec).

“En la Nación somos responsables de transportar el costo de la generación a todos los distritos y cada distrito y somos solamente responsables del valor de distribución en el ámbito de Capital Federal y Gran Buenos Aires”, explicó el funcionario.

Al brindar una conferencia de prensa, Aranguren no descartó que la empresa provincial no vaya a agregar otros detalles en la factura que se sumen am incremento.

“Todos los distritos en el pasado han efectuado esas revisiones tarifarias integrales y han incrementado ese valor agregado de distribución en función de la necesidad de cada compañía distribuidora”, explicó.

Asimismo, el ex CEO de Shell puso como ejemplo “que estuvimos con el presidente Mauricio Macri y el Gabinete en Córdoba. Hablando con nuestros colegas de Epec, en el caso específico, el incremento que estamos haciendo nosotros del costo de generación –que pasa de 90 pesos a 320 pesos por megawatt hora– el impacto que tiene, según ellos, en la factura promedio de Córdoba no supera el 35 por ciento. Justamente porque como durante mucho tiempo se ha mantenido tan bajo el costo de generación, este es el impacto final que tiene en la factura que paga el usuario”.

En tanto, el ministro informó que a partir de la nueva pauta tarifaria para el servicio eléctrico el Estado podrá ahorrar este año 4.000 millones de dólares en subsidios que serán reasignados a otras necesida des sociales y ratificó que existirá una tarifa social de costo cero para el consumo de hasta 150 kw por hora.

 “Quedarán excluidos los jubilados que perciban el monto de hasta dos haberes mínimos, los trabajadores de dependencia que perciban hasta dos salarios mínimos, los desocupados, los beneficiarios de la seguridad social y los discapacitados”, dijo.

Aranguren precisó que el año pasado los subsidios al sistema eléctrico insumieron 10.000 millones de dólares, equivalentes a 2 puntos porcentuales del PIB, y que de seguir manteniéndose habría implicado un déficit de 11,5 millones de dólares.

“En los últimos años, por no haber aplicado el mecanismo que en 2006 fue acordado por la SIGEN y enviado al Congreso, sin que el Parlamento lo observara, los usuarios de Capital y Buenos Aires pagaron el valor de la energía 5 veces más bajo que en el resto del país“, aseguró Aranguren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *