martes , 15 de octubre, 2019

La Presidenta inauguró una planta sin habilitación y fue clausurada

La presidenta Cristina Fernández inauguró el martes pasado, a través de videoconferencia desde la planta de Fiat, una   planta de tratamiento de residuos de la localidad de Santa Rosa de Calamuchita. Sin embargo, la empresa Resimundo no tiene la habilitación de la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Córdoba, según aseguró el titular de la dependencia, Federico Bocco.

“No tiene ningún tipo de autorización ambiental”, aseguró Bocco y sostuvo que la empresa “está en clara infracción a las normas”, y que el municipio de Santa Rosa de Calamuchita fue advertido del incumplimiento mediante una cédula de notificación que ordenó el cese de sus actividades.

Hoy la provincia habría presentado acciones legales y habría clausurado la planta Resimundo.


Un blooper en la videoconferencia

En la videoconferencia mantenida entre la Presidenta y el intendente de Santa Rosa, Claudio Chavero, éste presentó a un operario de la planta llamado Eduardo Farías. Este hombre, en realidad es el director de Resimundo y fue a quien la Presidenta felicitó por el ascenso de Talleres a la B Nacional y se jactó de conocer a los obreros.

Este hombre, semanas atrás realizó, en una entrevista con un medio local, una denuncia sobre el irregular funcionamiento de la Planta de Tratamiento de Residuos de Cañada Grande, donde estuvieron durante cuatro meses a prueba para realizar el tratamiento de residuos de la localidad.

En la entrevista, Farias explica que esta empresa fue contratada para separar los residuos pero tras cuatro meses de funcionamiento no se había firmado ningún convenio con la Municipalidad, por lo que los operarios trabajaban en negro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *