domingo , 15 de septiembre, 2019
pobres

La pobreza en Córdoba alcanza al 33,7% de la población

Según datos de la Provincia, el índice de pobreza creció en el segundo semestre de 2018 3,8%, mientras que la indigencia subió 2,5% a 6,8%.

La pobreza alcanzó al 33,7 por ciento en la provincia de Córdoba durante el segundo semestre de 2018, y unos 552 mil cordobeses viven en esa condición, según el informe “Monitoreo de Condiciones de Vida – MCV” de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia de Córdoba.

Se trata de una suba del 3,6 por ciento en relación a igual periodo de 2017 y un 3,69 superior a la cifra registrada en los primeros seis meses del año pasado.

Sin embargo, si se incorpora el impacto de los planes no monetarios del gobierno, la cifra desciende a 32,7 por ciento, esto es 1 por ciento menos de pobres.

El reporte precisa que de ese 33,7 por ciento de la población, el 6,8 por ciento es indigente, lo que equivale a  110.000 personas. Se trata de un incremento de 2,5 puntos porcentuales respecto al mismo período del año anterior. Al considerar el impacto de los planes no monetarios, la cifra disminuye 1,8 puntos porcentuales, lo que significa una reducción del 27 por ciento.

Los resultados dan cuenta que los planes no monetarios relevados en la encuesta lograron sacar de la condición de indigencia a 30.000 personas y de la condición de pobreza a 17.000 personas.

Por otra parte, se observó que el 95,8 por ciento de las personas en situación de indigencia y el 90,6 por ciento de las personas en situación de pobreza residen en hogares beneficiarios de al menos uno de los planes no monetarios relevados.

“En el segundo semestre del 2018 se observa un crecimiento de la pobreza y de la indigencia explicado principalmente por el efecto de la inflación en la economía doméstica y, en segundo lugar, por mermas de ingresos en los hogares. Este contexto generó el ingreso a la pobreza a nuevos hogares y el deterioro de la situación económica de aquellos que ya se encontraban en esa situación”, concluyó el estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *