sábado , 24 de agosto, 2019

La ONU confirmó el uso de armas químicas en Siria

La ONU confirmó este lunes que se utilizaron armas químicas en el ataque cerca de Damasco el 21 de agosto, pero no señaló un responsable. Pero Occidente insistió en apuntar al régimen de Bashar Al Assad.

“La información contenida en el informe, que indica que el gas sarín fue lanzado en misiles tierra a tierra que solo el régimen de Assad posee, muestra claramente quién es el responsable”, consideró el vocero la Casa Blanca, Jay Carney.

Para Gran Bretaña, el “informe objetivo e inequívoco confirma que se utilizaron armas químicas a gran escala”, según el ministro de Relaciones Exteriores británico William Hague en un comunicado. “De acuerdo con la cantidad de detalles técnicos en el informe es clarísimo que el régimen sirio es la única parte que podría haber sido responsable”, agregó.

También el jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, consideró que el documento “no deja ninguna duda” sobre el origen del ataque y “refuerza la posición de quienes dijeron que el régimen de Al Assad es culpable”.

El canciller estadounidense John Kerry recibió la visita de su homólogo chino, Wang Yi, para discutir ampliamente sobre el conflicto sirio. En tanto, el presidente Barack Obama explicó que el acuerdo alcanzado con Rusia el fin de semana tiene el potencial de poner fin a la amenaza que supone el arsenal químico sirio. “Si se implementa adecuadamente, este acuerdo podría poner fin a la amenaza que estas armas representan no solo para el pueblo sirio, sino para el mundo”, dijo el mandatario.

En tanto, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, hizo un llamado al Consejo de Seguridad de la ONU para llevar ante el Tribunal Penal Internacional a los culpables del ataque químico registrado en Siria el pasado 21 de agosto y comprobado por los expertos de Naciones Unidas.

El informe de los inspectores de la ONU, subraya Westerwelle en un comunicado, contiene pruebas de que en Siria se ha “roto un tabú” y se ha cometido “un crimen contra la civilización” que puede tener “una dimensión terrible” en la región. Por ese motivo, a su juicio, la comunidad internacional debe actuar “unida y de forma clara” para evitar que se repita el uso de armas químicas.

Por su parte, Rusia considera que el informe de los inspectores de la ONU no es la prueba definitiva de que la culpa es del régimen de Damasco, expresó el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vitaly Cherkin. “El trabajo de los inspectores debe ser profundizado y ampliado a las acusaciones hechas por el gobierno sirio a los rebeldes”, agregó el representante de la nación que acordó con los Estados Unidos las condiciones para la destrucción de las armas químicas.

Incluso Argentina apoyó la destrucción del arsenal de Al Assad. Luego, el canciller Héctor Timerman pidió que “el ingreso de Siria a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) sea imitado por otros países de la región que todavía no lo han hecho”.

Horas antes, la Comisión de investigación de la ONU sobre violaciones de derechos humanos en Siria anunció en Ginebra que investigaba 14 supuestos casos de ataques químicos, que habrían sido cometidos desde septiembre de 2011.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *