miércoles , 18 de septiembre, 2019
Almagro-OEA

La OEA manifestó su preocupación por la vinculación de políticos latinoamericanos con los Panamá Papers

El secretario general del organismo afirmó que la situación es “grave” y “afecta mucho” a la región a la vez que reclamó a Panamá que implemente mecanismos de transparencia.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, manifestó ayer su preocupación ante la vinculación de varios “actores políticos” latinoamericanos con el caso Panamá Papers al considerar que se trata de una situación “grave” y que “afecta mucho” a la región.

En el marco de la inauguración de la asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en Punta Cana, el funcionario afirmó que “preocupa la dinámica política que ha tenido todo esto y el involucramiento de actores políticos de distintos países de Latinoamérica, y eso sí lo considero grave”.

En este sentido, el ex canciller uruguayo advirtió que “tal y como está planteado el tema, realmente nos afecta mucho, hay entornos de candidatos a elecciones, hay mucho sistema político involucrado en eso”, en referencia a las denuncias por la creación de empresas off shore en paraísos fiscales.

Además, Almagro reclamó que Panamá “también debería ir ajustando su legislación” porque “los países, para ir al desarrollo, deben asumir estas responsabilidades internacionales, de transparencia”.

Cabe señalar que entre las personalidad internacionales que resultaron implicadas la publicación de millones de documentos del estudio de abogados panameño Mossack Fonseca, relacionados con la apertura de empresas off shore, por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), figuran políticos latinoamericanos o de su entorno.

El presidente Mauricio Macri, junto a su padre Francisco y su hermano Mariano, fueron administradores de Fleg Trading Ltd, constituida en Bahamas en 1998 y disuelta en enero de 2009, cuando era jefe de Gobierno porteño, lo que no informó en sus declaraciones patrimoniales de 2007 y 2008.

En tanto, el intendente de Lanús y ex ministro de Hacienda de Macri, Néstor Grindetti, tenía el poder para manejar una sociedad registrada en Panamá Mercier International y una cuenta bancaria en Suiza, mientras era funcionario porteño entre julio de 2010 y el mismo mes de 2013.

En 2010 Mossack Fonseca entregó el poder a Grindetti para abrir y manejar una cuenta en el banco suizo Clariden Leu. Ni la sociedad en Panamá como la cuenta bancaria en Suiza no aparecen mencionadas en su declaración jurada.

Asimismo, el ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, y su esposa, estaban vinculados a Gold Black, una sociedad constituida en las Islas Vírgenes Británicas en 2010 para invertir en el sector inmobiliario de EE.UU.

El escándalo también toca de cerca al presidente de México, Enrique Peña Nieto, a través de Juan Armando Hinojosa, un contratista cercano al mandatario a quien Mossack Fonseca ayudó a crear tres fideicomisos para quedarse con alrededor de 100 millones de dólares hasta entonces depositados en varias cuentas bancarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *