martes , 17 de septiembre, 2019

La Municipalidad empapelada de formularios

El conflicto entre el SUOEM y el Municipio dejó un saldo de dependencias demoradas con trámites, turnos atrasados varios meses y prestaciones de servicios que aún no encuentran resolución.

Tras 42 días de conflicto entre el Sindicato de Empleados Municipales y la Intendencia de Córdoba por la creación del Ente de Servicios y Obras Públicas, el resultado, tras darse la conciliación obligatoria, parece no ser mejor que el problema.

Un relevamiento hecho por el diario La Voz del Interior arrojó que se tardarán aproximadamente 10 días en recuperar el “tiempo perdido” durante el tiempo de conflicto.

Hoy por hoy la principal tarea de la Municipalidad es ponerse a recuperar las horas perdidas pero, siempre a contra viento, si el SUOEM no revolotea  otras son las dificultades por las que debe atravesar la gestión mestrista.

Tanto el conflicto mismo, como la resolución, aparecieron en un contexto especialmente complicado. Por un lado, el fin de año, que encuentra a los cordobeses revolucionados por las expectativas que generó el triunfo de Mauricio Macri como presidente, pero también, la dificultad misma de contar con un Gabinete municipal recientemente asumido, donde muchas secretarias y subsecretarias todavía no se encuentran en función. Todo esto sin contar las vacaciones próximas de los trabajadores.

Llenando formularios

Si bien todos los frentes municipales se vieron afectados en el conflicto, alguno fueron los más críticos.

Bajo el rótulo de resolución urgente se encuentran las carteras administrativas, donde es difícil dimensionar o contabilizar el trabajo atrasado por formularios y papeles. También se encuentran bajo esta misma denominación el área del alumbrado y salud.

El primero se mantiene con prestaciones mínimas pero que aún no alcanzar a cubrir las necesidades básicas de los vecinos.

Salud, por otro lado, es un caso excepcional. Gabriel Acevedo, Secretario de Salud señaló que la atención en el hospital de Urgencias presenta minimas está más o menos controlada atenciones de urgencias, internados y cirugías, pero que “puede llevar varias semanas regularizar los turnos que quedaron en lista de espera”.

Además, puntualizó que en el Urgencias el ritmo no decae, ya que tiene la particularidad de trabajar parejo todo el año, sin estacionalidad. eclamos es menor, porque el municipio contrata empresas externas, que van cubriendo la demanda más urgente.

“En cloacas, ya el miércoles a la tarde nuestra propias cuadrillas atendieron 40 reclamos y hoy (por ayer), otros 27. En un par de días estaríamos normalizando la situación”, dijo Omar Gastaldi, secretario de Planeamiento e Infraestructura.

En bacheo, hay empresas privadas que trabajan todo el año, aunque se sumó otro factor adicional al conflicto gremial, para demorar las tareas: las lluvias recurrentes.

(Fuente: lavoz.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *