sábado , 20 de julio, 2019

La Municipalidad de Malvinas Argentinas autorizó la planta de Monsanto

El intendente Daniel Arzani avaló a la empresa multinacional para construir una planta acondicionadora de maíz en la localidad cordobesa. El permiso fue otorgado a pesar de que no se presentaron los estudios de impacto ambiental.

La empresa Monsanto obtuvo el aval de la Municipalidad de Malvinas Argentinas para comenzar a construir la planta de acondicionamiento y embolsado de semillas de maíz. Pero, para comenzar a funcionar deben estar los resultados del estudio de impacto ambiental, aún en trámite.

La extraña situación planteada, permite a la multinacional Monsanto comenzar construir la Planta Procesadora prevista en una inversión de 1600 millones de pesos, aunque el permiso definitivo para funcionar como tal, se encuentra sujeta a los resultados de los estudios de impacto ambiental, aún no publicados.

Por medio de una conferencia de prensa, la multinacional informó que esta medida se complementa con el Aviso de Proyecto Ambiental aprobado por el Gobierno de la Provincia, ya que “demostraron las condiciones técnicas de la operación, la seguridad de las instalaciones y los beneficios asociados a este emprendimiento”.

El vice presidente de Monsanto, Pablo Vaquero, volvió a negar que la empresa contamine y argumentó que la planta de Malvinas Argentinas “va a trabajar, prácticamente, con semillas que vienen del campo; es todo mecánico”.

“Hay una parte de secado de la espiga, luego una parte que utiliza muy poco líquido que es cuando se recubre la semilla con el fungicida e insecticida, se embolsa y sale (…) Los residuos serán dispuestos en camiones especiales e irán lugares determinados por el gobierno provincial; en la planta no habrá residuos”, explicó el empresario.

Al respecto de la desaprobación de la población de Malvinas Argentinas desde el anuncio del emprendimiento, Vaquero atribuyó la polémica a “muchísima desinformación, por un lado; y de problemas que había en otros barrios por problemas de fumigaciones con agroquímicos”.

La instalación comenzará a funcionar en una primera etapa en el año 2014, y con una capacidad total a cinco años.

Permiso oficial del Municipio

En comunicación con Nada del Otro Mundo, el intendente Daniel Arzani señaló que se otorgó el “permiso para empezar a tener funcionamiento operativo”, posibilitando el comienzo de trazado de las calles perimetrales, el movimiento de suelo, “y todo lo que significa instalar una empresa de la magnitud de Monsanto”.

Con relación a la protesta de los vecinos de Malvinas Argentinas y Córdoba, Arzani expresó: “Creo que vivimos en un país en democracia y la libertad de expresión es fundamental. Creemos que si trabajamos en conjunto nadie debe tener miedo. Hay otras empresas en la provincia que hacen lo mismo (…) Hay que tratar de armar un espacio y un órgano de contralor donde podrían participar para llevar tranquilidad a la población. Trabajemos codo a codo, hay que sumar los esfuerzos de todos. Todo sirve, siempre y cuando le veamos la parte positiva (…) Podríamos armar una mesa para discutir estos temas y fijar pautas de contralor”.

El jefe comunal subrayó, a pesar no tener los estudios de impacto ambiental, que no tienen ningún parámetro que diga que la planta va a contaminar ya que “en Rojas hace mucho años que está trabajando”.

“Permiten que se avance sin los estudios ambientales”

El querellante en la causa por las fumigaciones en Barrio Ituzaingó Anexo, Medardo Ávila Vásquez, lamentó que Monsanto opere en Córdoba como en todo el mundo, “manejando las decisiones políticas como lo desea”. En Córdoba tiene el apoyo absoluto del gobierno provincial y de la municipalidad de Malvinas.

El médico de Pueblos Fumigados remarcó que permiten la inversión de 500 millones de dólares, y no le piden que presenten estudios de impacto ambiental.

“Después de semejante inversión dirán si pueden o no poner en funcionamiento la planta, a 600 metros de la escuela del pueblo. Va a ser imposible sacarlos después de semejante inversión (…) No pueden permitir que se avance, que se ponga en marcha, antes de la publicación de los estudios ambientales”, reflexionó el especialista.

Ávila Vásquez indicó que uno de los problemas de contaminación de la planta es que va a tener 200 silos que “tirarán un polvito por el recubrimiento del maíz, que va a caer sobre el pueblo de Malvinas, llenándolo de los agrotóxicos que utilizan para tratar ese maíz”.

El médico aprovechó para recordar que han realizado denuncias contra el procedimiento, “pero los fiscales anti-corrupción garantizan que todo este tipo de políticas corruptas tengan un manto de legitimidad falsa. El Sr. Gustavo Hidalgo rechazó las denuncias sin ir a la cuestión de fondo”. (Ver: Piden archivar la denuncia contra Arzani y funcionarios)

Asamblea Malvinas Lucha por la Vida. La posible radicación de la firma generó el rechazo de la comunidad, y numerosas marchas en contra.

“La Asamblea de Malvinas Lucha por la Vida cuenta cada vez con más apoyo, y eso que Arzani fue votado con un 85% de los votos. Sin embargo, la gente se dio cuenta que lo estaban metiendo en un negocio que era sólo beneficioso para él (…) Claramente, acá hay una colisión de intereses muy grandes, entre la salud y los emprendimientos extractivistas con la venia de los políticos como De la Sota y Arzani”, sostuvo Ávila Vásquez.

El especialista manifestó que la Ley Nacional obliga a que haya un apoyo social en estas medidas, que “el pueblo de Malvinas pide que se realice un plebiscito, mientras que el Intendente se niega a hacer uso de la democracia popular, como exige la ley”.

A partir de las 18, los vecinos de Malvinas realizarán una asamblea en el salón Santina de esa localidad. Fuente SRT

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *