jueves , 21 de noviembre, 2019

La mortalidad infantil bajó 1,7% en Córdoba durante 2018

El Ministerio de Salud informó que el último año murieron 104 bebés menos que en 2017. La tasa de mortalidad infantil fue de 7,4%, registrando una baja histórica en la provincia.

La tasa de mortalidad infantil (MI) fue del 7,4 por ciento en 2018 en Cordoba, lo que significa una baja del 1,7 por ciento, lo que equivale a 104 fallecimientos menos que en 2017, según datos del Ministerio de Salud de la Provincia.

“En 2018 hemos conseguido el mejor índice histórico en lo que hace a mortalidad infantil en la provincia de Córdoba a partir de que se ha reducido a 7,4% cada mil nacidos vivos, esto implica que hemos tenido 104 muertes menos comparando el año 2017 con el 2018”, indicó el ministro de Salud, Francisco Fortuna a La Nueva Mañana.

El relevamiento anual se realiza a través de los 427 registros civiles de municipios y comunas de la provincia de Córdoba. La mortalidad infantil es el indicador demográfico que señala el número de defunciones de niños en una población de cada mil nacimientos vivos registrados, durante el primer año de su vida.

En los resultados obtenidos se pudo constatar que en 2018 se registró 1.523 nacimientos menos que el año anterior. No obstante, la tasa de mortalidad infantil que se realiza por cada mil nacidos vivos, disminuyó 1,7 por ciento, es decir, 104 casos menos de defunciones infantiles en la provincia de Córdoba.

En Córdoba Capital la mortalidad infantil bajó un 13,5 por ciento respecto a 2017 (28 defunciones menos) y en el Interior bajó un 21,6 por ciento respecto al año anterior (76 casos menos).

Respecto a la distribución de los lugares de los fallecimientos, el 60 por ciento ocurrieron en instituciones públicas, un dato que se encuentra íntimamente relacionado al nivel de atención y cobertura que las instituciones de salud estatales tienen por sobre la población total de la provincia.

Las defunciones neonatales son aquellas que ocurren durante los primeros 27 días del recién nacido y son las más numerosas. En 2018 representaron el 66,8 por ciento de la tasa de MI total.

En números absolutos, significa que de las 391 defunciones infantiles total durante 2018 en la provincia de Córdoba, 261 correspondieron a bebés recién nacidos hasta 27 días. A su vez, de estas muertes, el 45,8 por ciento ocurrieron durante los primeros 6 días de nacidos.

Los bebés de 28 días a doce meses representaron el 33,2 por ciento de los fallecimientos totales (130 casos).

Las autoridades de Salud adjudicaron esta tendencia decreciente a un mayor control de la mujer embarazada (abordaje integral del embarazo) y neonatal. También al avance tecnológico de los equipamientos y la capacitación de los equipos de salud que atiende a los neonatos y que ayudan a que sobrevivan en situaciones críticas.

Otros factores que incidieron fueron la insistencia en la vacunación, las implementación de salas de situación de enfermedades respiratorias o de enfermedades transmisibles para una rápida actuación ante estos casos, mayor comunicación entre directivos de hospitales para realizar rápidos y adecuados traslados, entre otras razones y planes de acción que informaron desde la cartera de salud.

(Fuente: La Nueva Mañana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *