domingo , 21 de julio, 2019

La Legislatura avaló la designación de Decara como Defensor del Pueblo

Con el apoyo del radicalismo del oficialismo, el funcionario fue nombrado por otros 5 años y cumplirá así su tercer mandato.

La Legislatura de Córdoba aprobó ayer la designación de Mario Alberto Decara como Defensor del Pueblo de la Provincia de Córdoba durante cinco año más, cumpliendo así su tercer mandato consecutivo al frente del organismo.

La designación fue propuesta por el radicalismo y acompañada por la mayoría del bloque de Unión por Córdoba.

El primero en cuestionar el proyecto de ley fue Aurelio García Elorrio, quien había sido propuesto previamente para el cargo por el ex legislador Juan Pablo Quinteros. Pese a la difusión pública que tomó esa alternativa, vale aclarar que desde el bloque oficialista señalaron que el proyecto del radicalismo era el único que había ingresado en tiempo y forma al recinto. Fueron precisamente esos aspectos los que cuestionó el legislador de Encuentro Vecinal Córdoba.

“Nadie nos avisó que la semana pasada que, en modo tardío, había ingreso el proyecto para designar a Decara en el cargo más importante que tiene el poder de designar esta legislatura” dijo García Elorrio que, acusando un “pacto político entre el peronismo y una parte del radicalismo” se pronunció enfáticamente en contra de la designación. “El 80% de los legisladores se enteró ayer o antes de ayer que este pliego estaba ingresado” señaló el parlamentario cuyos conceptos fueron cruzados a lo largo de toda la sesión. El primero hacerlo fue Orlando Arduh, quien solicitó una interrupción para decirle, directamente, “mentiroso”. Fue precisamente el presidente del bloque de la UCR el encargado de proponer la designación. Al hacerlo, puso en valor su actividad al frente del organismo durante los últimos diez años, destacando aquellas iniciativas que ayudaron a “poner en relieve temas que no estaban en la agenda pública como la trata de personas, la problemática de las personas en situación de calle o la promoción de las buenas prácticas en el uso de las redes sociales”.

Pero Arduh se detuvo al momento de destacar la puesta en marcha de “una medición local de la inflación” que sirvió para poner al servicio del ciudadano información clara y concreta en momentos “en que todo el mundo empezaba a sospechar de los números oficiales del Indec, allá por el 2008”. “Hoy, al cabo de diez años, la canasta básica alimentaria del Defensor del Pueblo de la Provincia es un marco de referencia para todos, inclusive para muchos jueces provinciales que a la hora de determinar las cuotas alimentarias acuden a ese registro como lo reflejan periódicamente los oficios que recibe periódicamente la defensoría”, señaló Arduh.

Las acusaciones y las respuestas en torno al “pacto” entre los bloques mayoritarios se llevó la mayor parte de las intervenciones. Tanto desde el radicalismo como desde el peronismo asumieron el gesto del acuerdo como una señal del republicanismo, necesaria para llevar adelante la institucionalidad y la convivencia política en la provincia. “¿Qué más democrático que un pacto entre los dos principales partidos de la provincia que son los que cuentan con mayor representación popular?”, se preguntó Julián López en una de las últimas intervenciones de la sesión.

Además de cuestionar la metodología del debate, desde las bancas de la izquierda cuestionaron el rol de la Defensoría en algunos conflictos puntuales que se sucedieron en los últimos diez años a lo largo del territorio provincial. Puntualmente se le criticó el accionar respecto a las luchas y reclamos obreros, ante el cierre de fábricas, o los despidos masivos y las denuncias por precarización laboral. Adolfo Somoza, por su parte, concentró sus críticas en el mecanismo, al que calificó como “vergonzoso”.

“Me encantaría que Mario Decara haya estado presente en la comisión que trató el proyecto que lo designa para de pudiese defender las muy buenas políticas que motorizó a lo largo de estos diez años, pero no fue” señaló el legislador carlospacense quien dijo que le hubiese gustado también que “el Defensor del Pueblo asumiera en medio de una sesión con las gradas llenas, siendo aclamado por la ciudadanía” mientras que deslizó la posibilidad de pensar en una forma directa en que sea la decisión popular la que determinase al responsable en la Defensoría.

“El pueblo está representado en este recinto y no gobierno ni delibera sino a través de sus representantes” recordó Carlos Gutierrez al solicitar el cierre del debate que terminó con la votación que, con 51 votos a favor y 9 en contra, designó a Decara por cinco años más al frente de la Defensoría.

(Fsuente: La Nueva Mañana)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *