lunes , 18 de noviembre, 2019

Cierran dos causas por denuncias de Carrió contra Lorenzetti

El juez Ercolini desestimó por inexistencia de delito una denuncia acerca de un supuesto pacto entre el presidente de la Corte y Cristina. Canicoba Corral había rechazado otra presentación de la diputada.

El juez fiscal Julián Ercolini desestimó la denuncia realizada por la diputada Elisa Carrió acerca de la existencia de un pacto entre el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por la introducción de cambios en las leyes de reforma judicial.

El fiscal del caso Federico Delgado había pedido que Lorenzetti, la vice presidenta de la Corte, Elena Highton de Nolasco y otros magistrados, se presentaran a declarar como testigos para que contaran como fueron los hechos.

La denuncia de Carrió se basó en que las críticas de camaristas de todo el país a los proyectos de reforma judicial se redujeron cuando Lorenzertti envió una carta a los otros poderes del Estado aconsejando unas pocas modificaciones al proyecto oficial. Por eso la diputada aseguró que hubo un pacto por el cual el kirchnerismo dejó en manos de la Corte el manejo presupuestario del Poder Judicial y no a cargo del Consejo de la Magistratura.

Para Ercolini las cuestiones que se transformaron en una denuncia de Carrió, forman parte de las decisiones políticas que no deben ser juzgadas en los Tribunales.

“Cabe consignar que hemos coincidido en diversas ocasiones en cuanto a que llevar estas disputas políticas al conocimiento de un juez criminal resultaba incompatible con el ejercicio del poder penal, porque no es posible someter a su conocimiento una puntual forma de ejercicio del poder institucional que no encaja en alguno de los tipos penales previstos por el código de fondo. Ello, también se ha dicho, violaría una de las premisas básicas del derecho penal liberal, a la par que equivaldría a instrumentalizar la instancia pública de resolución de los conflictos, ya que la justicia criminal intervendría en las relaciones que no son delito, porque una ‘causa judicial’ en el sentido del art. 116 de la Constitución Nacional, se convertiría en una suerte de ‘elemento’ con capacidad de decisión en el contexto de un conflicto más amplio.Por estas razones, ahora sintetizadas para evitar un largo escrito acerca de cuestiones que son obvias en un esquema republicano, no corresponde que los magistrados de la administración de justicia penal –ni los de los Ministerios Públicos, ni los del Poder Judicial- nos avoquemos al tratamiento de temas propios del contrapunto político que la democracia afortunadamente permite”.

Ercolini desestimó la causa por inexistencia de delito y además no llamó a declarar a los testigos tal como había pedido Delgado.

Más temprano, el juez Rodolfo Canicoba Corral hizo lugar al pedido del fiscal federal Eduardo Taiano, quien había solicitado la desestimación de la denuncia que la diputada había presentado ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y que luego también presentó en la Justicia.

La diputada había pedido “la asistencia de la OEA a los fines de hacer un seguimiento de la situación que se enuncia con la finalidad de que ese seguimiento preserve la institucionalidad democrática en la Argentina y evite mayores riesgos en su proceso político”.

No obstante, fuentes judiciales dieron cuenta que la presentación de Carrió en cuanto denuncia era imprecisa, y que se trató del mismo escrito que ella acompañó ante la OEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *