martes , 10 de diciembre, 2019

La Justicia podría redefinir el destino del ex Batallón 141

La irrupción de la Justicia Federal en los planes que el municipio cordobés y el empresario Eduardo Eurnekian tenían para las 22 hectáreas del ex Batallón 141, abrió un camino de incertidumbre respecto al destino final de ese predio.

Horas después de que el Concejo Deliberante diera luz verde al acuerdo que autoriza la edificación en ese lugar, la Justicia Federal cordobesa hizo lugar a una medida cautelar presentada en 2011 por una causa de delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico-militar.

La resolución de no innovar dictada por el juez federal Ricardo Bustos Fierro a pedido del fiscal Enrique Senestrari, frena cualquier tipo de obra hasta el 28 de febrero. Sin embargo, ese plazo podría extenderse dependiendo de los resultados de las pruebas y hasta cambiar la suerte de todo el terreno o una parte de él.

“Dependiendo del resultado de eventuales medidas de prueba que se tomen, puede cambiar o no el destino de este lugar. Si el juez considera que todo el lugar o una parte está involucrado, podría extender o no en el tiempo la necesidad de que ese terreno no sea alterado”, dijo Senestrari en diálogo con Canal 10. Y luego informó que “el juez encomendó al intendente que se haga cargo de hacerle conocer a la empresa la orden de la Justicia”.

La historiadora aeronáutica Carina Villafañe, quien pidió la medida de no innovar sobre el ex Batallón 141, dijo ayer que todos los concejales conocían la situación del predio. Es que la mujer había anticipado el asunto en la reunión de comisión de Desarrollo Urbano del Concejo donde se debatía el acuerdo firmado entre el intendente Ramón Mestre y la Corporación América donde se autorizaba la edificación en ese sector de la ciudad.

“Es un tema tremendamente difícil, pero podría haberse evitado porque el viernes hubo una reunión en la comisión con (Javier) Bee Sellares y todos los concejales y no hubo forma que entendieran la magnitud del ex Batallón 141”, explicó Villafañe a Cadena 3.

La historiadora asegura que en ese lugar se realizaron torturas en 1960, en el marco del plan Conintes y que podrían haber restos óseos. Villafañe comentó: “Antes de terminar el año me avisaron que algo estaba pasando con el ex Batallón y ante la documentación hallada el 21 de mayo del 2010 no hubo otra que presentarse a la Justicia Federal para que pueda proteger este lugar y que sea para la memoria”, dijo y luego sentenció: “Construir torres y parques allí es borrar la historia de un centro que es como Auschwitz”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *