miércoles , 23 de octubre, 2019

La Justicia hizo lugar a la medida cautelar de Dioxitek

El Juzgado Federal Nº1 corrió traslado a la Municipalidad para que informe antecedentes y fundamentos de la clausura dispuesta sobre la planta de tratamiento de uranio, ubicada en Alta Córdoba.

El Juzgado Federal Nº1 de la ciudad de Córdoba aceptó analizar el amparo presentado por la firma Dioxitek contra la clausura de la planta de tratamiento de uranio, dispuesta por la Municipalidad el pasado 29 de septiembre.

Tal clausura, impide la continuidad de las tareas en el predio, ubicado en Alta Córdoba, donde se produce dióxido de uranio que utilizan las centrales atómicas de nuestro país.

A comienzos de semana, la firma había presentado un recurso, solicitando continuar realizando las tareas.

El juez federal Alejandro Sánchez Freytes -subrogante de Ricardo Bustos Fierro- admitió el análisis del recurso y corrió vista a la Municipalidad para que presente su descargo, antes de abocarse a la resolución de la cuestión de fondo (la reapertura o no de la planta).

Vale decir, ahora el gobierno municipal deberá informar antecedentes y fundamentos en que se basó para la clausura.

En aquel momento, los funcionarios aseguraron que la planta no cumple con los requisitos para estar en funcionamiento. Entre ellos, destacaron una violación a la ordenanza de uso de suelo, no tiene la habilitación de Bomberos ni presenta un plan de seguridad ante posible escape de amoníaco.

Consultado el viceintendente Marcelo Cossar respecto a si hubo un pedido de De Vido con respecto a la planta de Dioxitek dijo: “Yo no se nada. Me he enterado por lo que dicen los diarios yn los distintos medios, pero entiendo que si hay un juez que se expidió en el ámbito judicial y se expide en una sentencia, nosotros los funcionarios tenemos que cumplirlas”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *