miércoles , 12 de diciembre, 2018

La Justicia absolvió a los acusados por el femicidio y abuso sexual de Lucía Pérez

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 condenó a Matías Farías y a Juan Pablo Offidani a 8 años de prisión y les impuso una multa de $ 135.000 al considerarlos coautores del delito de drogas. En tanto, Alejandro Maciel fue absuelto de delito de encubrimiento agravado y será excarcelado.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 absolvió ayer a Matías Farías, de 25 años, y a Juan Pablo Offidani, de 43, de los delitos de femicidio y abuso sexual en perjuicio de Lucia Pérez, la adolescente de 16 años asesinada el 8 de octubre de 2016.

De esta forma, los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas resolvieron condenar a ambos acusados a la pena de 8 años de prisión y al pago de una multa de 135.000 de pesos bajo el cargo de coautores del delito “tenencia de estupefaciente con fines de comercialización”.

En tanto, Alejandro Maciel, de 61 años,  fue absuelto de la acusación de encubrimiento agravado y será excarcelado.

Además, el tribunal ordenó a la Procuración que se investigue a la ex fiscal del caso María Isabel Sánchez, quien habló de “empalamiento” de la víctima.

Tras darse a conocer el fallo, Guillermo Pérez, el padre de la víctima afirmó que “es una vergüenza y una fantochada” y sostuvo que “este tribunal no entiende nada de violencia de género”.

Asimismo, apuntó contra Sánchez a quien acusó de “arruinarle la Justicia a Lucía”. “No nos esperábamos esto, esperábamos una condena mayor”, dijo.

Cabe recordar que el fiscal Daniel Vicente, en su alegato, había pedido prisión perpetua para Farías, al considerarlo autor de “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con femicidio, con el agravante del suministro de estupefacientes a una menor”.

En tanto, para Offidani había solicitado 18 años de cárcel al considerarlo “partícipe necesario” del mismo delito, y retiró la acusación por “encubrimiento agravado” que pesaba contra Maciel, sindicado como quien lavó el cuerpo de la menor.

Según la investigación del fiscal, Lucía conoció a los acusados un día antes de su muerte a través de una amiga de la Escuela Media 3 para venderle un cigarrillo de marihuana.

Al otro día Farías y Offidani pasaron a buscar a Lucía por su casa y se fueron hacia Racedo al 4500, del barrio Alfar, donde vivía Farías y donde la chica habría sido drogada y abusada sexualmente. Luego, los imputados llevaron a Lucía en una camioneta a la Unidad Sanitaria de Playa Serena, adonde llegó sin signos vitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *