martes , 17 de septiembre, 2019

La junta que busca determinar las circunstancias de muerte de Nisman sigue dividida

Mientras la mayoría de los médicos y criminalistas coinciden en la hipótesis del suicidio del fiscal, los peritos de la querella mantienen su postura sobre que se trató de un homicidio.

Los peritos médicos y criminalistas que deliberaron la semana pasada sobre las circunstancias de la muerte del fiscal Alberto Nisman ya han terminado el debate aunque no han logrado unificar sus posturas sobre la forma en que falleció el ex funcionario judicial.

Según fuentes judiciales, una amplia mayoría del cuerpo concluyó a través de las medidas de prueba que el episodio se trató de un suicidio, mientras que los peritos designados por la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex pareja del fiscal, mantienen su idea de que fue asesinado.

Los dictámenes técnicos serían firmados en los próximos días y se cree que en ambos casos habrá uno por la mayoría, respaldando los resultados originales de la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense y la presunción inicial de que Nisman se encontraba solo al momento de su deceso, y otros por la querella.

Trece de los 15 peritos médicos convocados por la fiscal Viviana Fein habrían avalado en las deliberaciones las principales conclusiones de los forenses Héctor Di Salvo y Fernando Trezza, que realizaron la autopsia, horas después del hallazgo del cuerpo, el domingo 18 de febrero pasado.

Estos especialistas coinciden en que Nisman estaba solo cuando murió y que el deceso ocurrió alrededor del mediodía de ese día.

Para los ocho especialistas del CMF existió también un rigor mortis en el costado derecho del cuerpo, característico de los suicidas.

Esa mayoría se completa con dos expertos de la Policía Federal, entre ellos Horacio Sapag, jefe de esa división policial y titular de Medicina Legal en esa facultad de la UBA, y el forense Mariano Castex, designado por la defensa de Diego Lagomarsino, imputado por haber entregado a Nisman el arma que le dio muerte.

En cuanto a los cinco criminalistas también habría quedado en franca minoría el perito de la querella, el comisario retirado Daniel Salcedo, para quien Lagomarsino llevó al baño a Nisman, lo hizo poner de rodillas y lo mató, corriendo luego el cuerpo.

Hoy los peritos criminalistas volverán a debatir para cerrar sus conclusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *