lunes , 18 de noviembre, 2019

La Fragata Libertad navega por las costas de Brasil

El buque escuela se encuentra a la altura de Salvador de Bahía. Está previsto que el 9 de enero llegue al puerto de Mar del plata

El buque “se encuentra navegando con rumbo sudoeste a una velocidad de 8 nudos, a 740 millas náuticas (1350 kilómetros) al este de Salvador de Bahía, Brasil”, indicó la cartera que conduce Arturo Puricelli.

Siguiendo esa travesía, se estima que el próximo miércoles la Fragata se encuentre a la altura de Cabo Frío, accidente geográfico cercano a la ciudad de Río de Janeiro.

“La posición de la fragata a las 6 de la mañana de este sábado era latitud: 13 º 44’ Sur y la Longitud: 25º 42’ Oeste. El buque mantiene la derrota general sudoeste trazada originalmente que lo conduce hacia Mar del Plata, donde será recibido el 9 de enero por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la dársena de la Base Naval de esa ciudad”, indicó el comunicado oficial.

Desde su zarpada, en el Golfo de Guinea, la Fragata navegó a motor las zonas dominadas por las “calmas ecuatoriales”, debido a la escasa intensidad de los vientos comunes en el lugar.

Al llegar a la zona de los vientos alisios, vientos permanentes que soplan de sudeste a noroeste, pudo finalmente desplegar sus velas cuchillas, lo que le permitió incrementar su velocidad.

Además, según indicó la cartera nacional, “un detalle interesante que mejoró el rendimiento de la nave fue el trabajo de los buzos, quienes luego de la zarpada de la fragata -y ya en aguas internacionales-, efectuaron la limpieza de las hélices y de las tomas de refrigeración de los motores, que se encontraban con incrustaciones calcáreas, y que le restaban velocidad”.

La actividad de los oficiales y suboficiales, como es habitual en cualquier otra navegación, se divide en guardias de cuatro a seis horas en las distintas áreas del buque, como la sala de máquinas, el puente de comando, y las maniobras de velas, entre las más importantes.

Mientras, el Comandante además de ocuparse de muchas otras tareas, centra su atención en la evolución de la meteorología y en la presencia de las corrientes marinas para determinar así el mejor rumbo a adoptar.

La Fragata Libertad partió de regreso a la Argentina tras la decisión del Tribunal Internacional sobre el Derecho del Mar (con sede en Hamburgo), que el 15 de diciembre pasado falló favorablemente a la Argentina y ordenó su inmediata liberación, luego de haber estado retenida en el puerto de Tema, República de Ghana, por pedido de los fondos buitre.

El mismo día del fallo, el ministro Puricelli dispuso el alistamiento de la fragata, que luego de completar su tripulación con los 98 marinos que arribaron a Ghana, zarpó el miércoles 19 de diciembre en horas de la tarde: exactamente a las 17:09 ingresó en aguas internacionales rumbo al puerto de la ciudad de Mar del Plata.

La Fragata Libertad, con sus tres palos (trinquete, mayor y mesana) y bauprés, fue botada en 1956: tiene 104 metros de eslora (longitud), 14,30 metros de manga (ancho) y su velamen está compuesto por 27 velas.

En 2004, durante la presidencia de Néstor Kirchner, y luego de haber navegado centenares de miles de millas por todos los océanos del mundo, la fragata inició el proceso de modernización de “media vida”, el cual finalizó en marzo de 2007 con un buque íntegramente renovado.

Ese mismo año volvió a surcar los mares del mundo para formar guardiamarinas en los viajes de instrucción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *