miércoles , 23 de octubre, 2019

La deuda provincial creció 710,7% en el último gobierno de Schiaretti

Alcanzó $122.694,8 millones. Aumentó 43,1% respecto del promedio del consolidado de provincias. Córdoba quedó sexta en el ranking.

La deuda de la Provincia de Córdoba alcanzó al 31 de marzo pasado 122.694,8 millones de pesos, 710,7 por ciento por encima de la registrada al 30 de septiembre de 2015, último dato disponible previo a la asunción de Juan Schiaretti como gobernador.

El aumento se ubicó muy por encima del 496,2 por ciento que subió el pasivo del consolidado de los 24 distritos considerados y que alcanzó al primer trimestre del año 1,23 billones de pesos, según datos compendiados por Comercio y Justicia con base en información del Ministerio de Hacienda de la Nación.

Sin embargo, no fue el pasivo que más creció en ese período. De hecho, Córdoba se ubicó sexta en el ranking sobre las 24 jurisdicciones consideradas.

Para eso mucho tuvo que ver el stock de deuda con el que iniciaron sus gestiones los gobernadores que ahora concluirán su mandato.

El caso más extremo es La Pampa. Ese distrito tenía un pasivo al 30 de septiembre de 2015 de apenas 77,6 millones de pesos y ahora registró uno de 2.221,09 millones de pesos, esto es 2.784 por ciento mayor.

En la misma línea, Tierra del Fuego pasó de 614 millones de pesos a 14.194,1 millones de pesos, 2.211,7 por ciento superior.

En tanto, Santa Fe quedó en tercer lugar con un pasivo al 31 de marzo de 28.975,6 millones de pesos, 1.665,6 por ciento más elevado que en 2015.

El aumento porcentual muestra así su debilidad a la hora de comparar el impacto de una deuda.

Esa situación queda reflejada claramente en los tres ejemplos que encabezan el listado. El caso más emblemático por su similitud con Córdoba es el de Santa Fe.

Pese a que esa provincia registró un aumento del pasivo muy superior al de Córdoba, su deuda sigue siendo muy inferior a la del distrito gobernado por Schiaretti. La diferencia es abismal: Santa Fe debe 94 mil millones de pesos menos que Córdoba.

El punto es que ese distrito partió de una base muy baja en 2015, de ahí a que la suba porcentual haya sido contundente pero aun así sigue con un pasivo ciertamente bajo, por ejemplo respecto a sus ingresos o a su Producto Bruto Geográfico (PBG).

En cuanto a los principales distritos del país, Provincia de Buenos Aires pasó de 95.631 millones de pesos en 2015 a 521.296,4 millones de pesos, 445,1 por ciento más.

En tanto, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) llegó a 117.630,7 millones de pesos, 467,7 por ciento superior al período base de referencia.

La que menos creció fue Formosa cuya deuda alcanzó a 9.746,8 millones de pesos, 116,4 por ciento mayor.

Por su parte, la que menor stock de deuda registraba al 31 de marzo pasado era San Luis con 1.188,8 millones de pesos y una suba de 340 por ciento en los casi cuatro años de plazo considerado.

Si bien el aumento porcentual es un parámetro importante, lo es más si se toma no sólo la base desde donde se partió sino particularmente la incidencia del stock respecto de los recursos de cada provincia. También el tipo de deuda asumida, esto es si está nominada en moneda dura -dólares o euros-, la tasa de interés a pagar y la estructuración de los vencimientos. Aunque más vinculada a la calidad del gasto, también es clave ver si el pasivo se utilizó para cubrir gastos corrientes o de capital.

Esos datos sí figuran en la estadística que publica Córdoba en su página web pero no con ese detalle en la información publicada por el Ministerio de Hacienda de la Nación.

En ese marco, Córdoba tiene una situación mucho más preocupante que, por ejemplo, Santa Fe, por citar una provincia par, con un PGB similar y con ingresos también muy cercanos.

(Fuente: Comercio y Justicia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *