martes , 17 de septiembre, 2019
José Manuel De la Sota

La despedida de De la Sota

El mandatario provincial prepara su partida del Panal. Con Schiaretti como conductor del PJ local, el aún gobernador dirigirá sus esfuerzos en reconstruir el peronismo nacional.

La etapa de transición encuentra al actual mandatario provincial, José Manuel De la Sota estructurando su porvenir y diagramando una nueva agenda de acciones que lo encuentran lejos de la provincia mediterránea.

En una especie de autocrítica perpetua, el gobernador actual recorre, en sus últimos días como titular del Panal, diferentes medios locales para para dar entrevistas donde, lejos de mostrase receloso por el lugar que le toca ocupar, se esmera en puntualizar su nueva tarea como “reconstructor del peronismo nacional”.

En un encuentro muy personal con Canal 12, De la Sota hizo un repaso por sus tres períodos interrumpidos a la cabeza del Ejecutivo provincial. Mostrando aciertos y desaciertos, el gobernador local comenzó haciendo un descargo con los vecinos, disculpándose por no haber podido cumplir con todo e,  inmediatamente aprovechando la situación, encaró la lucha contra la Nación, responsabilizando a ésta por las faltas incumplidas.

“Me hubiera gustado hacer más viviendas en este último período. Pero como tuvimos la relación política e institucional interrumpida con el fanatismo kirchnerista no pudimos. Una vez me mandaron 5 mil pesos que no alcanzaba ni para una cerradura”, dijo.

Duros momentos

Así mismo, De la Sota prosiguió comentando lo que para él fueron los peores momentos que tuvo que atravesar.

Recordando el motín de la cárcel de San Martín y el acuartelamiento policial como dos de los más duros, el gobernador comentó: “El motín nos llevó a crear una modificación del Servicio Penitenciario. Desocupamos la cárcel de Encausados y quería transformar la de San Martín en un parque para todos los vecinos. Pero un sector de Derechos Humanos junto a un juez federal nos impidieron por ser un espacio de la última dictadura militar”.

En tanto, sobre el acuartelamiento policial, el titular del Ejecutivo cuestionó a quienes eran sus funcionarios en diciembre de 2013: Alejandra Monteoliva y César Almada, exministra de Seguridad y exjefe de Policía, respectivamente.

“El motivo del motín no fue un reclamo salarial, fueron muchas causas. Poco antes habíamos cerrado todos los prostíbulos y eso no es gratis, es un negocio más rentable que la droga según algunos. Y eso sumado a la actitud del Gobierno nacional que promovió en su momento (Carlos) Zannini …”, dijo y agregó: “Lo planificaron muy bien todo, cuando yo había tomado el vuelo a Colombia vía Panamá”.

 “Hablé con la ministra de Seguridad y no tenía idea de lo que pasaba. No estuve bien asesorado. El jefe de Policía de aquel entonces, antes de viajar le dije cuando hay mujeres protestando es porque algún despelote están armando. Soy un tipo de diálogo, pero de prepo nada. Los eché a todos, incluso a los jefes”, señaló.

Prospectiva futurista

Pero, las diferentes versiones sobre el futuro político del titular del Panal encontraron el fin cuanto él mismo afirmó retirarse del ámbito local para avocarse a la reconstrucción del PJ nacional.

“A partir del 10 hay una sola cabeza en el PJ de Córdoba y es Schiaretti, yo me puedo dedicar a la reconstrucción del peronismo nacional que quedó destruido por la acción del kirchnerismo que desnaturalizó el movimiento”.

 “Soy insistidor, veremos el día de mañana”, afirmó acerca de la chance de persistir con sus truncadas aspiraciones nacionales.

El polémico traspaso

Previo a la entrevista, durante un acto, De la Sota se refirió también a la polémica que se generó con el cambio de mando a nivel nacional.

“Creo que es una descortesía para el presidente entrante que se estén discutiendo estos temas. Hay muchísimas provincias que no pagan los sueldos. Me parece que hablar solo de este otro tema, oculta esos temas”, expresó.

Mauricio Macri es el presidente de los argentinos porque el pueblo lo votó, con banda, con bastón, sin banda y sin bastón”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *