viernes , 20 de septiembre, 2019

La defensa de Kammerath pidió la nulidad de la causa por considerarla prescripta

El ex intendente está acusado por el delito de “negociaciones incompatibles con la función pública” en la causa.

El Tribunal de la Cámara Segunda del Crimen comenzó ayer a juzgar al ex intendente, Germán Kammerath, en el marco de la causa Radio Aviso, y deberá resolver hoy el pedido de nulidad presentado por la defensa al considerarla prescripta.

Dicho planteo fue rechazado por la fiscal Laura Batistelli.

Además, están imputados su cuñado, Alejandro Rodríguez de la Puente, ex secretario de Transporte de la Municipalidad y ex subsecretario de Adminstración, y el empresario Guillermo Shor Landman, titular de Radio Aviso, quien solicitó probation, la que fue concedida.

Por otra parte, la defensa de Kammerath planteó una objeción a tres de los miembros del tribunal compuesto por jurados populares por su militancia partidaria, lo que fue rechazado por la Cámara.

En declaraciones a la prensa, antes de ingresar a Tribunales, Kammerath dijo que se sentía “triste” ya que “es una injusticia, una cosa manifiestamente ilegal”.

“Estoy tranquilo que se actuó con corrección. Va a quedar demostrado que es todo de falsedad absoluta”, sostuvo y se refirió a Luis Juez al reprochar que la causa viene “de la ciudad de ‘denunciolandia'”.

“La contratación permitió controlar a su flota de vehículos, que estaba fuera de control cuando asumí como intendente. El contrato duró cuatro meses y debió ser cancelado por la crisis de 2001”, explicó.

La causa fue iniciada en 2004 a raíz de una denuncia presentada por el actual senador Luis Juez y ahora, el ex intendente comenzó a ser juzgado por mantener supuestas negociaciones incompatibles con la función pública, en el marco de la causa en que se lo acusa de haber cometido irregularidades en la contratación de la empresa Radioaviso para el monitoreo satelital del transporte público de pasajeros cuando durante su gestión a la cabeza del Ejecutivo municipal (1999- 2003).

En caso de ser encontrado culpable, Kammerath podría recibir una pena de dos a seis años en la cárcel, y la inhabilitación para ejercer cargos  públicos en un lapso mínimo de 3 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *