miércoles , 16 de octubre, 2019

Conceden la eximición de prisión a Jaime también en Córdoba

Será bajo una caución de $200 mil. Lo resolvió este mediodía el Tribunal Oral Federal Nº 2. Ayer había obtenido el mismo beneficio en la causa que investiga Bonadío.

El Tribunal Oral Federal Nº 2 de Córdoba concedió este mediodía la exención de prisión que había pedido la defensa del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, bajo una fianza de 200 mil pesos.

Su abogado, Marcelo Brito, había interpuesto un recurso contra la decisión de pedir la captura internacional de su defendido al considerar que “la aplicación que se hizo de la norma específica que faculta al Tribunal a librar tal orden de detención no corresponde en este caso”.

También el letrado pidió que no se inicie el juicio previsto para el 30 de julio en Córdoba.

Asimismo, ayer la Sala de feria de la Cámara Federal porteña otorgó la exención de prisión a Jaime, al considerar que “no existe riesgo de fuga ni de obstaculizar la investigación judicial” de los hechos que se le imputan y consideró “arbitraria” esa decisión.

Al revocar la medida, el tribunal reprendió al juez Claudio Bonadío por hacer una “aplicación inapropiada cuando no arcaica” del derecho al denegarle el beneficio pedido y consideró que hubo una “falta de motivos valederos para cercenar la libertad” del ex funcionario.

El tribunal, que integran los camaristas Eduardo Freiller y Jorge Ballestero, además de reprochar a Bonadío la “aplicación inapropiada”, consideró que no existe riesgo de fuga ni de obstaculizar la investigación judicial de los hechos que se le imputan al ex funcionario y que esa son las únicas condiciones que fija la jurisprudencia vigente para denegar la libertad a un procesado.

Jaime fue procesado la semana pasada con prisión preventiva por Bonadío en una causa por presuntas contrataciones irregulares en el ferrocarril Belgrano Cargas, pero el ex funcionario estuvo prófugo durante seis días.

Andrés Marutian, abogado de Jaime, celebró la resolución que, según dijo, deja en claro que la decisión de Bonadío “respondía a motivaciones no jurídicas”.

En un resolución rápida de seis páginas, la Cámara Federal resaltó la “falta de motivos valederos para cercenar la libertad” de Jaime cuando el viernes pasado Bonadío le rechazó el pedido de exención de la prisión preventiva y luego lo declaró en rebeldía.

La Cámara reprochó al juez “extraviarse en temperamentos propios de otros tiempos y de otros estrados, muy distintos a los que constituyen la doctrina sentada en los últimos años por este Tribunal”.

“Las razones alegadas para denegar la petición de la defensa resultan incapaces de otorgar serio fundamento a la restricción de derechos que supone su decisión. De ahí que tal estudio hubiese ahorrado todos los recursos empeñados en aras de perseguir la arbitraria aprehensión del imputado”, señala la resolución de los camaristas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *