Jueves , 14 de Diciembre, 2017

La Cruz Roja identificó a 88 soldados argentinos caídos en la guerra de Malvinas

El CICR entregó a Argentina y Reino Unido los informes forenses resultantes del trabajo realizado para identificar los restos de soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) entregó ayer a las delegaciones de Argentina y Reino Unido los informes forenses resultantes del trabajo realizado para identificar los restos de soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin.

A través de un comunicado de prensa, el organismo destacó que de las 121 tumbas que faltaban identificar, cuyas placas rezaban “soldado argentino solo conocido por Dios”, se pudo identificar a 88 argentinos caídos durante el conflicto bélico y consideró que la cifra “representa una tasa de éxito alta”.

“Nos alegra saber que será posible devolver la identidad a muchos de los soldados no identificados y con ello brindar respuestas a una gran parte de las familias que esperan hace más de treinta años”, afirmó el director de Actividades Operacionales del CICR, Dominik Stillhart.

Al respecto, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, celebró que “recibimos con mucha emoción de manos de la Cruz Roja Internacional los resultados del procedimiento de identificación de nuestros héroes de Malvinas, que se llevó a cabo en el cementerio de Darwin”.

“Se trata de la tarea humanitaria más importante que se recuerde para honrar a nuestros caídos en Malvinas. Nos sentimos muy conmovidos porque estamos acercándoles a las familias una caricia del Estado, un fuerte gesto de acompañamiento y reconocimiento”, añadió el funcionario.

Cabe recordar que en diciembre de 2016, los Gobiernos de Argentina y Reino Unido habían acordado llevar a delante el proceso de identificación de los restos mortales de los soldados caídos durante el conflicto que tuvo lugar en 1982, en cumplimiento de la obligación que les corresponde, según el derecho internacional humanitario (DIH), de identificar a los muertos en el campo de batalla.

El CICR asumió esta labor humanitaria forense y entre el 20 de junio y el 7 de agosto, un equipo de catorce especialistas forenses, provenientes de Argentina, Australia, Chile, España, México y Reino Unido, procedió a exhumar, analizar, obtener muestras y documentar cada uno de los restos mortales sin identificar.

El análisis genético de las muestras y el cotejo con las muestras de referencia de los familiares se realizaron en el laboratorio forense del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), ubicado en la ciudad de Córdoba, Argentina. En paralelo, otros dos laboratorios en Reino Unido y España se encargaron del control y el aseguramiento de la calidad del análisis de ADN.

Las autoridades argentinas informarán los resultados de manera bilateral y confidencial a las familias que han solicitado la identificación de sus seres queridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *