jueves , 18 de julio, 2019

La Corte ya está en condiciones de emitir su fallo sobre la Ley de Medios

Finalizaron las audiencias públicas en las que expusieron los Amicus Curiae y las partes del conflicto. El Grupo Clarín anticipó que no acatará el fallo si les resulta adverso.

Tras haber escuchado a los expositores en las audiencias públicas, la Corte Suprema de Justicia ya está en condiciones de emitir su fallo sobre la constitucionalidad de dos artículos de la Ley de Medios cuestionados por el Grupo Clarín.

En el primer encuentro expusieron los Amicus Curiae y en el segundo hablaron las partes del conflicto.

Al culminar, los representantes del Estado Nacional manifestaron mayor conformidad que los del Grupo Clarín. El apoderado y abogado principal del grupo, Damián Cassino, anticipó que si el fallo les resulta adverso no lo acatarán, apelando a instancias internacionales.

El Tribunal realizó 59 preguntas: 17 fueron para Clarín, 36 para el Estado y 6 para un perito. Luego vinieron las réplicas y últimas consideraciones de cada parte.

El eje principal que utilizó Clarín para defenderse fue el económico. Desde la óptica del grupo sólo es posible hacer periodismo si la empresa tiene la envergadura, tamaño y escala que detenta Clarín. Sin embargo, la pregunta que más les costó responder fue: ¿por qué sostienen que de aplicarse esta ley se afectará la libertad de expresión?. A esto, Clarín aseguró que “si se altera la red actual, la sustentabilidad del grupo se va a perder y se va a perder la única voz crítica que existe en nuestro país” y consideró que “lo único que se persigue es desguazar al Grupo Clarín”.

El Estado nacional respondió las 36 preguntas de la Corte a través del equipo técnico del AFSCA (autoridad federal de servicios de comunicación audiovisual).

Luego, para la réplica final, Martín Sabbatella tomó el micrófono y expresó: “Todas, absolutamente todas las empresas de la Argentina, menos Clarín, presentaron su plan de adecuación voluntaria. A menos que creamos que todos tienen vocación suicida, o que todos tienen ganas de fundirse, no se entiende cómo el resto de las empresas sí están dispuestas a adecuarse voluntariamente. Es mentira que la aplicación de la ley funde a las empresas. Si uno quiere tener una empresa de comunicación audiovisual en la Argentina, el límite de la ley alcanza. Ahora, si alguien quiere tener una empresa de comunicación audiovisual para otros objetivos, si uno quiere tener otra empresa para extorsionar a la democracia, si uno quiere tener una compañía audiovisual para definir el rumbo del país, si alguien quiere tener una empresa de comunicación audiovisual para manipular la opinión pública o para poner y sacar presidentes, obviamente no alcanza”.

La Corte ya cuenta con todos los elementos que solicitó para dictaminar la constitucionalidad de esta ley que el Congreso de la Nación aprobó hace 4 años.

Si bien no tiene plazos para emitir su fallo, muchos estiman que la resolución se conocerá en pocos días más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *