lunes , 16 de septiembre, 2019

La Corte tucumana declara válida la elección

La oposición anunció que apelará a la Corte Suprema de Justicia.

Esta madrugada, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán dio a conocer la decisión de revocar el fallo de la Sala I de la Cámara Contencioso Administrativa que había resuelto anular los comicios provinciales del 23 de agosto, validando los resultados del escrutinio definitivo que consagraron como gobernador electo al candidato del Frente para la Victoria, Juan Manzur.

El fallo de la Corte deja sin efecto la decisión de los camaristas Salvador Ruiz y Ebe López Piossek, quienes la semana pasada, declararon inválidos los comicios provinciales y ordenaron al Poder Ejecutivo que llame a nuevas elecciones.

El gobierno y el Partido Justicialista apelaron el fallo ante la Corte Suprema local, solicitaron el “per saltum” para agilizar los trámites y 48 horas después se conoció la resolución judicial que revoca la resolución de la Cámara y ratifica el triunfo de Manzur.

La Corte, con el voto favorable de tres de sus miembros, también decidió levantar la cautelar que le impedía a la Junta Electoral Provincial proclamar a los ganadores, según le informó a Télam el apoderado del Frente para la Victoria, Marcelo Caponio.

Apelarán a la CSJ

Conocida la decisión de la Corte tucumana, los abogados del Acuerdo para el Bicentenario anticiparon que presentarán el recurso extraordinario para que el caso llegue ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Si esta vía fracasa, el alto tribunal local debe habilitarla, la oposición aún tiene la posibilidad de intentar un recurso de queja, por extraordinario denegado, directamente ante la Corte nacional.

Ese estrado puede, a su vez, rechazar el juicio o admitirlo y pronunciarse en un plazo indefinido de tiempo, lo que podría generar la intervención federal de la provincia si el caso no tiene una resolución final antes del 28 de octubre, fecha en la que finalizan los mandatos de las autoridades del Poder Ejecutivo y de los legisladores.

El gobernador José Alperovich advirtió que si deben llamar a nuevas elecciones se necesitan entre cuatro y seis meses por lo que resulta imposible definir por esa vía las futuras autoridades provinciales antes de la fecha prevista para el final de su mandato.

Tucumán no cuenta con una Ley de Acefalía que pueda solucionar ese problema, aunque legisladores opositores presentarán en las próximas horas un proyecto para subsanar ese problema y evitar que la solución llegue por la vía de la intervención federal.

El proyecto contempla la posibilidad de prorrogar los mandatos del gobernador y vice, legisladores, intendentes, concejales y delegados comunales hasta que la causa se resuelva definitivamente en la Justicia.

(Fuente: lavoz.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *