miércoles , 18 de septiembre, 2019

La cocina de la Política: Vitel Toné por José de la Olla

El sábado me fui al centro a encontrarme con un amigo. Mientras tomaba un café en un bar pude escuchar una fuerte discusión, poco académica, sobre donde debía pasarle el bastón Cristina a Macri. Mientras escuchaba pensé “menos mal que ya viene la navidad y se calmarán los ánimos”.

Pensando en la navidad les dejo este Vitel Toné.

Colocamos en una olla un peceto junto con una cebolla (cortada en trozos grandes) una zanahoria, unas hojitas de laurel y sal. La colmamos de agua, como parce se colmó la paciencia de Macri con Cristina, y cocinamos a fuego medio durante hora, hora y media, depende del tamaño del peceto.

Apagar el fuego y dejar enfriar dentro de la olla tapada.

Para la salsa, ponemos en una licuadora una lata de atún y tres filets de anchoas. Licuamos bien, como se están licuando todos los argumentos jurídicos de Cristina para no entregarle los atributos a Macri. Agregamos un poco del caldo de cocción y licuamos hasta que quede con consistencia homogénea, no como las asambleas de Daniele que cada vez son más heterogéneas.

Luego le agregamos vino blanco y crema de leche, licuamos nuevamente, hasta lograr la consistencia deseada, no mucho porqué la crema de leche se puede cortar. La crema, no es como la publicidad de despedida de De la Sota que parece que no se corta nunca. De ser necesario un poco de caldo, como se están agregando más gremios al conflicto municipal.

Salpimentamos y guardamos en la heladera, hasta el momento que vayamos a utilizarla.

Ahora cortamos el peceto ya frio en rodajas bien finitas, como va a quedar el aguinaldo de los municipales si les siguen descontando las horas que no trabajan. Las acomodamos en una fuente y vamos intercalando las fetas con la salsa que debe quedar bien generosa, no como está siendo Macri con los radicales de Córdoba en el reparto de cargos.

Finalmente decoramos con unas alcaparras, perejil fresco picado y con huevo picado.

Sus invitados se van a chupar los dedos, siempre y cuando no lo acompañe con el CD de De la Sota como música de fondo, porque entonces, en vez de chupárselos, los van a usar para taparse los oídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *