sábado , 7 de diciembre, 2019
TRIUNVIRATO-CGT

La CGT se abrió de la Mesa de Diálogo y anunció un paro y movilización para marzo

La conducción de la central obrera anticipó que no asistirá al encuentro  ante “la falta total de confianza en el Gobierno y la crítica situación con el sector empresario”. Protestarán en reclamo de paritarias libres y en rechazo de “la flexibilización y el aumento de las tarifas”.

La conducción de la CGT resolvió ayer convocar a una movilización para el 7 de marzo próximo al Ministerio de Industria y a un paro general con movilización para finales del mismo mes.

Asimismo, los líderes de la central obrera, Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, anticiparon que no asistirán la Mesa de Diálogo para la Producción y el Trabajo debido a “la falta total de confianza en el Gobierno y la crítica situación con el sector empresario”.

Tras la reunión del Concejo Directivo de la CGT, los gremialistas confirmaron que la movilización será el 7 de marzo desde las 15 y, mientras que la huelga general y la marcha se concretaría el 30 de marzo siguiente, en homenaje a los trabajadores reprimidos durante el paro y movilización de 1982, convocados por el cervecero Saúl Ubaldini, entonces secretario general de la llamada CGT Brasil.

Al respecto, Daer explicó que ambas marchas y el paro se realizarán “en defensa del trabajo y la producción, las paritarias libres, los convenios, el sistema previsional, la salud, la seguridad social y la educación” y en rechazo de “la flexibilización y el aumento de las tarifas”.

Daer acusó que “los empresarios incumplieron las actas firmadas en la Mesa de Diálogo, lo que generó falta de confianza y la decisión de no participar más”.

Por su parte, Schmid afirmó que la CGT “está disconforme con la realidad” y ratificó que “el diálogo está y continuará roto en la medida que el gobierno no reaccione y tenga otro enfoque económico“, porque “no hubo aciertos en la aplicación de esas medidas”.

“El Gobierno debe tener otro enfoque porque no hubo aciertos en la aplicación de las medidas económicas. La CGT cuestiona muy dura y concretamente esas políticas oficiales”, agregó el titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt).

A su turno, Acuña consideró que “todo lo firmado por el gobierno y los empresarios con el sindicalismo fue verborragia total”.

Cuando algo beneficia a los trabajadores de inmediato se veta. No hay respeto por el Congreso. Hay demasiadas pruebas sobre la mesa. No hay más tiempo de diálogo. Esta situación sólo puede revertirse modificando de cuajo la actual realidad”, concluyó Acuña.

En la misma línea, Daer cuestionó el decreto presidencial que modificó la ley de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) al considerar que la decisión presidencial como “muy endeble” porque “le quita legitimidad de origen al obviar a Diputados“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *