viernes , 19 de julio, 2019

La CGT de Moyano y la CTA de Micheli marchan contra el gobierno nacional

La suba del piso de Ganancias, asignaciones familiares y la deuda estatal con las obras sociales figurarán al tope de los reclamos del sindicalismo opositor, que desembarcará en la Plaza de Mayo a partir de las 17

La CGT Azopardo, de Hugo Moyano, junto con la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, la CTA de Pablo Micheli y la Federación Agraria concretarán hoy una movilización a la Plaza de Mayo para volver a plantear sus reclamos y esperan sumar a sectores de la clase media disconformes con el Gobierno.

La suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, la universalización de las asignaciones familiares y la deuda estatal con las obras sociales gremiales, figurarán al tope de los reclamos del sindicalismo opositor, que desembarcará en la tradicional plaza a partir de las 17.

Así, las centrales opositoras redoblarán su presión contra la Casa Rosada, luego de que la presidente Cristina Kirchner recibiera este lunes a la CGT oficialista que lidera Antonio Caló, pero no diera una respuesta concreta sobre Ganancias, que es el pedido más acuciante.

La columna del sindicato de Camioneros y de los demás gremios pertenecientes a la CGT moyanista ingresarán por Diagonal Sur; los hombres de Gastronómicos y otras organizaciones de la CGT Azul y Blanca descenderán por Avenida de Mayo, y la CTA junto a la Federación Agraria y otras organizaciones, hará lo propio por Diagonal Norte.

Los gremialistas se esperanzan con lograr una buena adhesión de los sectores de clase media que se expresaron contra el Gobierno masivamente durante la protesta del 8N en el Obelisco, y para eso organizaron la marcha para bien entrada la tarde, a fin de que puedan dirigirse a la plaza a la salida de sus trabajos.

Además, hombres de Moyano tuvieron contactos con los organizadores de aquellas protestas contra el Gobierno convocadas a través de las redes sociales.

Está previsto que el acto comience a partir de las 18, con sólo tres oradores: la dirigente de la CTA Lilia Mesa, en representación de los jubilados, luego Micheli y por último Moyano.

La lista de reclamos incluye además un plus de fin año de 4.000 pesos para recomponer “las pérdidas por el Impuesto a las Ganancias y la inflación”, 82 por ciento móvil para los jubilados y la suspensión de la ley antiterrorista, en el contexto de la “unidad en acción” que los llevó a realizar un paro nacional el pasado 20 de noviembre

En la previa el camionero se aseguró la participación de la Unión Cívica Radical (UCR), que concurrirá a la plaza pero sin banderas partidarias, a la vez que sufrió la baja de un sindicato que está dentro de su central, la Unión Bancaria, que alegó falta de “debate interno” para convocar a esta protesta.

“La UCR comparte como partido político el reclamo de los trabajadores. A su vez la OTR, que es la organización que nuclea a los trabajadores radicales ha decidido adherir a la convocatoria”, el presidente del centenario partido, Mario Barletta, y agregó que “por supuesto cualquier dirigente o afiliado que quiera participar lo hará por decisión propia”.

También confirmaron su participación el partido Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), que tiene como principal dirigente a Vilma Ripoll, y organizaciones como la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie, la Federación Nacional Campesina, Pueblos Originarios en Lucha y la Federación Universitaria Argentina (FUA).

Este lunes, Moyano señaló que con la marcha “no va a haber medidas que afecten servicios”, aunque reconoció que habrá fuertes inconvenientes con el tránsito” en el centro porteño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *