viernes , 18 de octubre, 2019

La CAME cuestionó los proyectos de declaración de emergencia ocupacional

La Cámara de la Mediana Empresa explicó que, si bien es preocupante la ola de despidos, se debe a la caída de la producción provocada por la retracción del consumo y la aceleración de la inflación, factores de los que no se puede hacer cargo el sector privado.

La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se manifestó ayer en contra de los proyectos para declarar la emergencia ocupacional y medidas para frenar la ola de despidos que comenzó en diciembre pasado, los cuales recibieron dictamen esta semana en el Congreso.

A través de un comunicado de prensa, la CAME entendió que los “más de 120.000 despidos han provocado una fundamentada preocupación de Senadores y Diputados de la Nación que obliga a buscar alternativas para detener ese flagelo en el sector público y privado” aunque aclararon que “en el sector privado, y especialmente en las pequeñas y medianas empresas, esa situación ocurre por la caída en los niveles de producción provocada por la retracción en la demanda de consumo, por la casi nula demanda de inversión, por la aceleración de la inflación, y por las altísimas tasas de interés del mercado”.

“En esas condiciones, implementar la doble indemnización crearía niveles de conflictividad alarmantes para las PYMES, especialmente en las más pequeñas, que llevarían al cierre definitivo de muchas de ellas”, advirtió la Cámara empresaria.

Asimismo, la CAME remarcó que las empresas “no pueden operar en una  economía donde el Banco Central fija tasas de referencia del 38%. Las PYMES se están financiando al 70% anual o más, transfiriendo cotidianamente hacia el sistema financiero y especulativo una masa de recursos que deberían ir a la producción y al empleo”.

Hay empresas que no pueden resistir un ajuste tarifario brusco como el que se hizo. Entendemos que la energía es un recurso escaso y el ajuste era necesario, pero se hizo en forma brutal, sin gradualismo, dejando a muchísimas empresas mal paradas”, cuestionó la entidad a la vez que destacaron que “los empresarios enfrentan una presión fiscal inédita, que asfixia y desincentiva a todo”.

Finalmente, explicaron que las PYMES “resisten a pesar que todos los días vemos como cierra alguna nueva industria o comercio en el país, y en esa situación, la doble indemnización traería más problemas que soluciones”.

Lo urgente es reactivar la economía, y para eso hay que bajar las tasas de interés, implementar incentivos fiscales para impulsar la inversión y el empleo en las PYMES, y agilizar los procesos para mejorar la liquidez de la empresa y darle mayor capacidad de respuesta frente a la crisis actual”, concluye el texto.

Esta semana, la comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados firmó el dictamen del proyecto consensuado por la mayoría de los bloques de la oposición que declara la emergencia ocupacional a partir del 1 de marzo de 2016 y hasta el 31 de diciembre de 2017, prohíbe los despidos tanto en el ámbito público como en el privado y establece la doble indemnización.

En tanto, la Comisión de Trabajo y Seguridad Social del Senado emitió un dictamen al proyecto para declarar la emergencia ocupacional y frenar los despidos por los próximos seis meses, gracias a las firmas del peronismo y de la centroizquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *