jueves , 18 de julio, 2019
Jaime

La Cámara porteña falló a favor de Jaime

La Sala I de la Cámara Federal porteña resolvió conceder al exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime, un recurso de inconstitucionalidad del delito de “enriquecimiento ilícito”, por el cual está imputado y embargado junto a su mujer e hijas, informó LaVoz.com.

Tras el recurso presentado por el abogado defensor del ex funcionario, Andrés Marutian, los camaristas Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballestero hicieron lugar, por lo cual Jaime ha conseguido llegar con su planteo hasta la Cámara Federal de Casación Penal, que ahora deberá resolver.

El ex secretario de Transporte está imputado desde 2009 por supuesto enriquecimiento ilícito por el juez federal Norberto Oyarbide, que investiga si el exfuncionario tomó posesión durante su gestión de un avión Lear Jet valuado en cuatro millones de dólares, un yate, medios de comunicación y hoteles. Además, está procesado por un caso de supuestas dádivas, presuntos viajes en taxis aéreos que le habrían pagado empresarios del transporte a los que debía controlar.

La defensa de Jaime cuestionó la validez del artículo 268 (2) del Código Penal, que establece que “será reprimido con reclusión o prisión de dos a seis años, multa del 50 por ciento al 100 por ciento del valor del enriquecimiento e inhabilitación absoluta perpetua, el que al ser debidamente requerido, no justificare la procedencia de un enriquecimiento patrimonial apreciable suyo o de persona interpuesta para disimularlo, ocurrido con posterioridad a la asunción de un cargo o empleo público y hasta dos años después de haber cesado en su desempeño”.

Para Freiler, Farah y Ballestero “se hallan satisfechos los requisitos de impugnabilidad objetiva y subjetiva, por lo que el remedio intentado resulta admisible”. “Atento a la naturaleza de la cuestión aquí debatida, la postergación de su tratamiento podría traer aparejado un gravamen de imposible reparación ulterior”, añadieron.

El planteo de inconstitucionalidad del delito de enriquecimiento ilícito, el único en el que se “invierte la carga de la prueba” (el imputado debe demostrar su inocencia y no la acusación su responsabilidad penal) es eje de un arduo y aún irresuelto debate en la justicia penal.

Ahora, la Cámara de Casación, máxima instancia en ese sentido, deberá pronunciarse sobre la validez o no del artículo del Código, y luego será la Corte Suprema la que defina en última instancia.

Fuente: LaVoz.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *