martes , 17 de septiembre, 2019
aerolineas Sol

La aerolínea Sol reincorporó a los 220 despedidos

Lo anunció el gremio de aeronáuticos a la vez que anunció que “se negocia la operatividad de la compañía quebrada a través de un nuevo grupo inversor”. El sindicato mantendrá el estado de alerta y movilización, aunque no habrá protestas ni paros generales durante 15 dí­as.

Voceros del gremio de aeronáuticos anunciaron ayer que fueron reincorporados por la empresa aérea Sol los 220 empleados despedidos la semana pasada e informaron que “se negocia la operatividad de la compañía quebrada a través de un nuevo grupo inversor”.

En este sentido, los sindicalistas Edgardo Llano y Juan Brey revelaron que, en el marco de las negociaciones iniciadas en el ámbito del Ministerio de Trabajo, los empresarios debieron aceptar la reincorporación de los 220 despedidos y confirmaron que ahora “se negocia la operatividad de la compañía quebrada a través de un nuevo grupo inversor para ponerla nuevamente en funciones”.

Los dirigentes afirmaron que si bien “la decisión no soluciona el problema de fondo, al menos se lograron las reincorporaciones” y ratificaron el estado de alerta y movilización, aunque aclararon que no habrá protestas o paros generales durante los próximos 15 dí­as.

La reincorporación de los trabajadores se resolvió durante una reunión en la sede laboral de la Avenida Callao al 100, de la que participaron representantes de la empresa Sol, dirigentes de la Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA) y funcionarios.

El conflicto inició la semana pasada cuando la empresa Sol dejó de funcionar y atribuyó su decisión a la rescisión del acuerdo de cooperación que tenía con Aerolíneas Argentinas, por el cual la firma privada volaba determinadas rutas, con sus aviones, para la empresa de bandera.

La firma posee cuatro aviones Saab de 35 asientos, que comenzaba a reemplazar por los canadienses CRJ de 50 asientos y cuenta con alrededor de 300 empleados de los cuales 50 son pilotos.

Además, como parte del proceso de reestructuración de la firma, sus dueños vendieron el 49% de las acciones a la aerolínea española Air Nostrum, asociada con Iberia, y los europeos entregaban sus aeronaves jet CRJ 200 de 50 asientos para renovar los turbohélice Saab 340 de 35 asientos de Sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *