jueves , 18 de julio, 2019

Justicia resolvería candidatura de Aguad

La disputa en el radicalismo sobre la candidatura a diputado nacional de Oscar Aguad como cabeza de lista para las elecciones al Congreso de la Nación en octubre próximo, podría terminar en la justicia federal si es que antes no hay un acuerdo político que destrabe esta posibilidad.

Un grupo de dirigentes del radicalismo entienden que Aguad, quien cumple su segundo mandato en la Cámara Baja de la Nación, podría aspirar a un tercer mandato si es que no se toma como referencia la Carta Orgánica provincial que es la que acota a dos períodos la representación de una misma persona en una banca.

Como ejemplo ponen la jurisprudencia que dejó sentada el juez electoral federal, Ricardo Bustos Fierro, quien ante una impugnación presentada por Mario Rey contra la postulación de Ramón Mestre a la intendencia sin renunciar a su banca de senador nacional, expresó que en los temas de jurisdicción de la Nación es la Carta Orgánica Nacional del partido la que tiene vigencia.

“De esta manara Ramón Mestre fue candidato a intendente sin renunciar a su banca”, expresaron.

La discusión surgió a raíz de que Aguad ya fue diputado nacional por dos mandatos, el último vence este año, y la Carta Orgánica Provincial no admite una tercera reelección, siendo que es el dirigente que mayor caudal de votos aseguraría al radicalismo en las legislativas de octubre de 2013.

En tanto, la Carta Orgánica Nacional nada dice al respecto.

Sólo en las Disposiciones Generales en el Artículo 36º expresa: Todo afiliado que ejerza la presidencia de un organismo no podrá ser reelegido en este cargo sino por dos tercios de votos. Nadie podrá ser reelegido por más de dos períodos sucesivos en el mismo cargo partidario interno. Nada expresa sobre la reelección a cargos electivos.

Los dirigentes radicales que apoyarán la postulación de Aguad se friegan las manos ante esta posibilidad. Ven con esta vía, es decir con la aplicación de la orgánica nacional en una elección para cargos nacionales, la brecha para que el actual diputado nacional pueda encabezar la nómina del radicalismo.

No todos en el centenario partido opinan lo mismo. Días pasados el ex presidente del bloque de legisladores, Luis Brower de Koning expresó su desacuerdo en que Aguad represente al radicalismo en octubre. La idea que sobrevuela sobre el escenario político cordobés es que Aguad al compartir un discurso muy anti K podría restarle al candidato de José Manuel de la Sota votos necesarios ya que el actual gobernador pretende triunfar claramente en octubre, como la primera ratificación política de sus aspiraciones a constituirse en un presidenciable en el 2015.

Si Ramón Mestre está de acuerdo en convalidar o no la tercera candidatura de Aguad, es motivo de análisis en el seno del partido. Por un lado, como se dijo, Aguad es el dirigente que mayor caudal estaría asegurando a la UCR, pero por otro lado si figura (demasiado pegada al PRO y al titular del monopolio Clarín, Héctor Magneto) podría constituir un escollo en la relación más o menos buena que pretende construir con el gobierno nacional con la mira puesta en conseguir obras para la ciudad de Córdoba.

El proceso de legitimación de la candidatura de Aguad pendería de lo que resuelva la justicia electoral según la Carta Orgánica Nacional. Otro intento, como modificar el reglamento partidario provincial a través del Congreso o de considerar que Aguad en el período 2005-2009 lo hizo a través de una alianza y no por la UCR, ya quedaron descartados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *