miércoles , 13 de noviembre, 2019

Juicio a De la Rúa

El Tribunal Oral Federal 3 realizará hoy una inspección ocular en la Casa Rosada, en el marco del juicio que se le sigue al ex presidente Fernando de la Rúa por el pago de sobornos en el Senado para la aprobación de la Ley de Reforma Laboral durante su gobierno.
La medida fue dispuesta por los magistrados para recorrer los lugares citados por el también juzgado ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto, quien afirmó que hubo una reunión en el despacho del entonces presidente donde se habría obtenido su aval para gestionar el pago de los sobornos a senadores justicialistas a cambio de su voto favorable para la sanción de la norma.
La medida había sido pedida por la fiscal Sabrina Namer, informaron fuentes judiciales.
La reunión en el despacho del entonces Presidente habría sido entre marzo y abril de 2000, con el fallecido ex senador radical José Genoud, el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique y los senadores Augusto Alasino y Alberto Tell.
Pontaquarto habría acompañado a Genoud y en ese marco dijo haber escuchado expresar al ex presidente que se arreglase con Fernando “De Santibañes”, por entonces titular de la Side, porque había senadores del PJ que pedían “otras cosas”, en alusión a supuesto soborno.
Según la causa judicial, el 18 de abril de 2000 Pontaquarto habría sacado de la Side cinco millones de pesos para pagar a los senadores ahora procesados.
En la inspección de mañana, Pontaquarto deberá señalar los lugares donde ocurrió esa reunión ante los demás acusados, el Tribunal y la fiscalía.
El juicio oral comenzó en agosto pasado y tras el paso de decenas de testigos se inició la etapa de declaraciones de agentes de la Secretaría de Inteligencia del Estado en relación a visitas de Pontaquarto a la sede del organismo, por lo cual el debate se realiza a puertas cerradas.
Cabe recordar que en el banquillo de los acusados se sentaron el ex presidente Fernando de la Rúa, su ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique y el ex titular de la Side, Fernando de Santibañes, además del “arrepentido” del caso Mario Pontaquarto y los ex legisladores Alberto Tell, Augusto Alasino, Remo Constanzo y Ricardo Branda.
Todos fueron procesados por “cohecho” activo los funcionarios y pasivo los senadores a raíz del supuesto pago a senadores de 4.300.000 pesos el 26 de abril de 2000 en la casa del ex senador Emilio Cantarero, tras finalizar la sesión del Parlamento donde se votó la ley de Reforma Laboral. Cantarero tiene el proceso en su contra suspendido a raíz de su estado de salud, por lo que no formará parte del juicio.
Según la acusación del fiscal federal Federico Delgado, que instruyó el caso, resultó creíble lo referido por el ex secretario parlamentario Pontaquarto, quien confesó haber llevado las valijas con el dinero desde la Side, por ese entonces a cargo de De Santibañes hasta el Congreso Nacional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *