domingo , 25 de agosto, 2019

Judiciales podría pedir la renuncia del presidente del TSJ

La Agepj denunció a Carlos García Allocco por incompatibilidad, luego de que ADN difundiera que está inscripto como comerciante para cría de ganado y cultivo, lo que está prohibido por la Constitución provincial. Hoy iniciaron el paro de 48 horas.

La Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Agepj) no descartó hoy pedir la renuncia del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Carlos García Allocco, por incompatibilidad, luego que el programa ADN, de Canal 10, difundiera un informe en el que demuestra que está inscripto como comerciante para cría de ganado y cultivo, lo que está prohibido por la Constitución de la Provincia de Córdoba y el Código de Comercio.

En el marco del paro de 48 horas lanzado por el gremio de judiciales para reclamar la implementación de un sistema de porcentualidad salarial, Irina Santesteban, reprochó: “Deberían haberse enterado los legisladoras que lo aprobaron al frente del TSJ”.

“No lo decidimos aún pero no lo descartamos”, dijo la gremialista al ser consultada sobre la posibilidad e pedir la renuncia del funcionario judicial y se preguntó: “Aloco reconoció ser productor sojero, ¿qué hace con el dinero que obtiene con el ganado?”.

Según el informe de ADN, el titular del TSj está vinculado al negocio del arrendamiento de ganado y la actividad agropecuaria y agrícola. Según los datos registrados en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), ya en 1994 García Allocco se dedicaba a la cría de ganado bovino.

Respecto a la medida de fuerza que los judiciales iniciaron hoy, Federico Corteletti dijo: “Es un conflicto que se está haciendo largo. Hoy parecieran cerrados los caminos de diálogo pero nosotros siempre hemos estado dispuestos a sentarnos en igualdad de condiciones (…) El Poder Judicial está paralizado virtualmente en toda la provincia”.

La actividad de todos los edificios tribunalicios de la provincia ven resentida su atención.

En tanto, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, dijo que la posibilidad de intervenir en el conflicto gremial está fuera de su ámbito institucional.

“Conmigo no tienen por qué tener un ámbito de negociación (los empleados) porque no son parte de los dependientes de mi área. No somos patronal desde el Ejecutivo con los empleados del Poder Judicial. Los respetamos, valoramos todo lo que hacen, pero son dependientes de otro poder del Estado”, afirmó De la Sota.

Asimismo, voceros del Ejecutivo reiteraron que no tienen fondos para afrontar el incremento salarial que supone aplicar el sistema de porcentualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *