lunes , 16 de diciembre, 2019

El TSJ condiciona el dialogo a levantamiento de las medidas de fuerza

Reclaman el cese de las medidas de fuerza e insistieron con que Trabajo es el ámbito para negociar. Judiciales aceptaron la mediación de la Federación de Abogados. La vocera de la Agepj aseguró: “Somos nosotros quienes queremos destrabar este conflicto”.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) envió una nota a la Federación de Colegios de Abogados de la Provincia de Córdoba agradeciendo la buena voluntad de la entidad para buscar alternativas posibles para restablecer la normal prestación de la función judicial luego que los empleados judiciales de Córdoba aceptaran la propuesta de ese organismo para mediar en el conflicto.

En este sentido, el TSJ señaló: “Reafirmamos la voluntad de dialogar con AGEPJ sobre el régimen de remuneraciones de los empleados que contemple la porcentualidad, en forma gradual y razonable, a partir de 2014”.

Asimismo, reiteró que para reanudar el diálogo a partir de la primera semana de noviembre exigen “el retorno al trabajo habitual por parte del personal y, en consecuencia, el cese de toda medida de fuerza y de toda acción limitativa del normal y corriente funcionamiento de la Administración de Justicia, función esencial del Estado”.

Asimismo, desde el máximo tribunal provincial ratificaron su decisión de aplicar “descuentos por las medidas de acción directa”.

Finalmente, el TSJ consideró conveniente continuar el diálogo con AGEPJ “en el ámbito del Ministerio de Trabajo, con la participación de la Federación de Colegios de Abogados y la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial”.

Este medio día, los judiciales habían anunciado dejar sin efecto el paro por 48 horas que habían anticipado para esta semana y aceptaron la convocatoria al diálogo de la Federación de Abogados.

Al respecto, la vocera de la Agepj, Juliana Arias, afirmó que la decisión “tiene que ver con ser coherente con la posición de nosotros, de hace cuatro meses”.

En diálogo con Cadena 3, la gremialista dijo: “Somos los empleados los que tenemos la voluntad de diálogo. Es una señal de que somos nosotros quienes queremos destrabar este conflicto”.

El largo conflicto se debe al reclamo de los empleados judiciales que piden que se aplique un sistema de porcentualidad salarial en función de lo que perciben los magistrados provinciales, que están equiparados con los jueces federales.

Los orígenes del conflicto se remontan a octubre de 2012 cuando la Unicameral aprobó un proyecto que equiparó, progresivamente hasta el 2015, sólo los salarios de los jueces cordobeses con los federales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *