jueves , 22 de agosto, 2019
cristina Fernández 2007 campaña

Investigan el origen del dinero que financió la campaña de Cristina Fernández en el 2007

Debido al presunto delito de lavado de dinero mediante aportes a la campaña política de Cristina Fernández de Kirchner en el año 2007, el Juez federal Ariel Lijo citó a declaración indagatoria a ex-funcionarios kirchneristas y empresarios.

En una entrevista a radio Nacional, el magistrado explicó que “Fue una investigación muy larga y complicada, que transcurrió por muchas hipótesis. La inicial era ver si las empresas que habían aportado a la campaña se habían beneficiado con contratos del Estado”,

La investigación se dirigió a las empresas “que no pudieron justificar los fondos que aportaron para la campaña electoral de 2007 y no tenían capacidad para afrontar los pagos”, según declaró el juez.

Entre los ex funcionarios que fueron llamados a indagatoria se encuentran el ex-superintendente de Servicios de Salud Héctor Cappacioli; el ex-gerente de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) Sebastián Gramajo, y el ex-director de Lotería Nacional Hernán Diez,  siendo además los principales recaudadores de la campaña.

Entre los empresarios, figuran Carlos Torres y Néstor Lorenzo por Multipharma, Soledad Bellone (viuda de una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez, Sebastián Forza) por Sanfor Salud, y Gabriel Brito de Global Pharmacy.

Como resultado de las declaraciones de indagatoria el juez indicó que “Lo que se logró probar es que las empresas entregaron cheques con un aporte a los responsables de la campaña, recibían a cambio la factura y previo a la presentación al cheque se cubría el monto necesario con dinero en efectivo por caja, siendo imposible establecer el origen”

“Las firmas no pudieron justificar los depósitos y ninguna de las tres empresas contaba con capacidad económica para hacer frente a los pagos”, con lo cual queda “claro que el origen del dinero es ilegal” agregó Lijo.

Hasta el momento no se puede garantizar si el origen de los fondos ilegales provenía del negocio de la efedrina, pero señaló que “era plata que no estaba declarada y fuera de la capacidad de esas droguerías y laboratorios”.

Fuente: lavoz.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *