martes , 20 de agosto, 2019

Investigan a la familia Moyano por supuesto vaciamiento del sindicato y la obra social

Es por un monto superior a los 500 millones de pesos. Como respuesta, el camionero hará una movilización el próximo lunes.

El titular del gremio camionero y de la CGT disidente, Hugo Moyano, su esposa Liliana Zalut y su hijo Pablo, están siendo investigados por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos, por el presunto delito de vaciamiento del Sindicato y de la Obra Social de Camioneros, por un monto superior a los 500 millones de pesos.

Al ser consultado por la denuncia, Moyano aseguró que se trata de “puro humo” y agregó que “como no pudieron encontrar nada que esté mal hecho, ahora lo trajeron a la luz porque es una medida pre electoral, tiene menos credibilidad que Barreda hablando de los derechos de la familia, no tiene relevancia, hace 7 años de esa investigación y ahora empezaron a levantarla”.

Asimismo, el gremialista anticipó que encabezará una movilización el próximo lunes. “El lunes que viene a las 12 vamos a hacer una movilización por las obras sociales a la Superintendencia de Salud, nos afanan la guita y nos quieren meter a los monotributistas, la responsabilidad es del Estado, no pueden tirarnos esa responsabilidad a nosotros”, cuestionó.

En este sentido, Moyano se defendió: “Yo las controlo a las empresas para que no nos roben, para que no nos afanen, estamos haciendo 10 obras simultáneas, yo duermo sin frazada, si tuviera algo que ver le estaría chupando las medias a algún funcionario”.

Según la Unidad de Información Financiera (UIF), existiría una ingeniería empresarial en la que parte de los fondos que salen de la Obra Social de Camioneros y del Sindicato de Choferes de Camiones retornarían al Grupo Familiar de Moyano a través de las compañías que se encuentran dirigidas por personas de su entorno.

Además de Hugo, su esposa y su hija, están sospechados Valeria Salerno, hija de su mujer, y Christian Asorey, hijo de Vicente Asorey, quien también está en la mira de la investigación junto con Omar Andrés Perez, el secretario General de la Asociación de Camioneros Profesionales y Conductores de Vehículos de Cargas.

La investigación surgió a partir de una advertencia de un banco que denunció sobre la existencia existía de una triangulación de dinero que ingresaba proveniente de la obra social y el sindicato de camioneros y volvían al entorno familiar a través de una serie de empresas, controladas por la familia Moyano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *