lunes , 19 de agosto, 2019

Investigación por narcopolicías derrumbó la cúpula de Seguridad

El ministro de Seguridad de Córdoba, Alejo Paredes, y el jefe de la Policía, Ramón Frías, presentaron hoy su renuncia a raíz de la polémica que se generó por las denuncias que vinculan a agentes de Drogas Peligrosas con narcotraficantes.

Fue el propio gobernador, José Manuel De la Sota, quien anunció la decisión de los funcionarios a la vez que informó que enviará un proyecto de ley a la Legislatura para que el futuro director del área antidrogas sea elegido con aval de los legisladores.

Asimismo, propuso que los policías que integren el área presenten declaraciones juradas de bienes en forma anual, para vigilar sus patrimonios.

En tanto, el jefe ministro de Gabinete, Oscar González, quedará a cargo de la cartera de Seguridad hasta se definan las nuevas autoridades.

“Acabo de recibir la renuncia del ministro de Seguridad y el jefe de Policía de Córdoba y yo no se las he pedido, sino que ellos las han elevado”, señaló el mandatario.

“El problema que hoy se está investigando no es por la actuación de la Policía dentro de la justicia provincial en la lucha contra los kioscos (que venden droga); el problema se da un procedimiento de tipo federal donde aparece un sujeto, que aparentemente tendría grandes vinculaciones con narcos, haciendo estas denuncias”, afirmó De la Sota.

Respecto de la investigación judicial, dijo: “No tengo por qué estar en acuerdo o desacuerdo (con la justicia), yo no soy juez, yo gobierno”. Sin embargo opinó que “la sospecha de la justicia hacia algunos policías del área de narcotráfico no es tolerable y mucho menos algo en lo que podamos perder tiempo para actuar con responsabilidad”.

Finalmente, De la Sota insinuó una vinculación entre las denuncias contra su gobierno y el kirchnerismo. “Pareciera que el flagelo mundial de la droga en Argentina tiene colores políticos y sólo aparece en provincias que tienen una posición independiente como Santa Fe o Córdoba”, acusó.

Al respecto, Frías dijo al diario La Voz del Interior que quiere “que la Justicia actúe libremente y que el gobernador pueda decidir con tranquilidad qué hacer con la Policía”.

Las renuncias se conocen poco después de que el fiscal Enrique Senestrari imputara a otro exjefe de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía, Mario Nieto, por delitos vinculados a supuestas irregularidades que se vendrían cometiendo desde 2010 en el área.

Por el caso, además, fueron imputadas otras dos personas aún no identificada que serían policías del área de Robos y Hurtos vinculados al secuestro de uno de los dueños del boliche Palmira del Cerro de las Rosas.

En tanto, en la cárcel de Bouwer están presos desde el jueves el licenciado jefe de Lucha contra el Narcotráfico, Rafael Sosa, y otros cuatro policías del área, quienes se entregaron a la Justicia el miércoles a última hora.

Según voceros de la provincia, la misiva de renuncia del jefe de Policía explica que dimite para “proteger” la institución policial en medio del escándalo por el área de Lucha del Narcotráfico.

El escándalo que le cuesta el caso a Frías y a Paredes días comenzó con la declaración como “arrepentido” ante la Justicia Federal de Juan “el Francés” Viarnes, un ex convicto que actuaba como informante o “agente encubierto ilegal” en operativos antidrogas.

“Era un colaborador de la Policía. Cayó detenido por la misma Policía y cayó preso por dólares falsos. Ese es uno de los motivos que esta persona reaccione contra los que había estado colaborando durante mucho tiempo”, dijo Paredes.

Mientras avanzaba la investigación del fiscal federal Senestrari, Viarnes brindó una entrevista al programa ADN de Canal 10, en el que dijo que las autoridades de Lucha contra el Narcotráfico fraguaban supuestamente operativos y hasta vendían parte de la droga secuestrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *