miércoles , 24 de abril, 2019

Interpol busca a Samid en el Caribe

La organización internacional emitió un alerta roja para lograr la detención del empresario, quien se encuentra prófugo en una causa por supuesta evasión impositiva y asociación ilícita.

Interpol emitió ayer una alerta roja para la detención del empresario Alberto Samid, quien se encuentra prófugo en una causa por supuesta evasión impositiva y asociación ilícita.

La notificación califica al empresario como “violento” y aclara que “si bien se trata de un individuo de edad avanzada, debe tenerse presente que públicamente ha manifestado y exteriorizado por vías de hecho su oposición para cumplir con las órdenes de la autoridad pública”.­

“El buscado formaba parte de la cúpula de una organización delictiva, siendo Samid uno de los elementos más preponderantes de esa asociación Ilícita, que por intermedio de varios frigoríficos destinados a la venta de alimentos vacunos y luego de la venta de los mismos, dicha organización retenía los impuestos que debían ser aportados a las arcas del Estado Nacional”, explica el comunicado.

Además, la circular indica que el empresario estaría en Belice, a donde habría llegado vía Panamá.

Por su parte, Samid dijo que se entregará “si hace lo mismo Carlos Stornelli”, el fiscal a cargo de la causa de las supuestas coimas en la obra pública en el kirchnerismo, quien fue declarado en rebeldía y que faltó a cuatro citación a indagatoria ordenada por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en el caso de una supuesta extorsión en la que está detenido el falso abogado Marcelo D’Alessio.

Cabe recordar que el Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 ordenó el miércoles la detención de Samid debido a que no se presentó a la audiencia final del juicio, en la que estaba prevista la lectura del veredicto.

Por su parte, Samid anunció que no se va “a entregar” y denunció que el fiscal le pidió un millón ochocientos mil dólares para cerrar la causa.

La investigación por evasión y asociación ilícita comenzó en 1996 por una denuncia de la Dirección General Impositiva (DGI) contra un grupo de frigoríficos que evadía el IVA en la comercialización de carne.

La causa en la que Samid es investigado estaba a punto de prescribir por el tiempo transcurrido desde la comisión del delito, pero el TOPE 1 decidió iniciar el juicio el 18 de marzo pasado y fijar audiencias durante los fines de semana.

En este contexto, el fiscal en lo penal económico Gabriel Pérez Barberá pidió seis años y seis meses de prisión, al considerar que el empresario fue parte de una asociación ilícita a través de la cual se evadían impuestos de la comercialización de carne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *