jueves , 18 de julio, 2019

Inquietud por nuevo esquema de carga y descarga

Comerciantes aseguran que el programa no fue consensuado y alertan sobre la falta de claridad en la implementación de los cambios. Transportistas lo consideran inviable y temen mayores costos e inconvenientes con el gremio.

La Subsecretaría de Tránsito de la Municipalidad de Córdoba modificó el decreto 1.422, que regula las operaciones de carga y descarga de mercadería en el centro cordobés, situación que generó inquietud entre los comerciantes mayoristas, minoristas y los transportistas locales.

El subsecretario de Tránsito comunal, Dante Rossi, confirmó ayer a Comercio y Justicia que el próximo lunes comenzarán a regir nuevas restricciones en estas operaciones, las que sólo podrán realizarse por la noche y en algunas horas de la siesta y no así en las primeras horas de la mañana.

A su vez, se prevé delimitar los espacios y vías por donde podrán circular y estacionar los camiones de gran porte.

Notificados por los medios, el titular de la Cámara de Comerciantes e Industriales Mayoristas de Córdoba (CCIMC), Héctor Luna; y el asesor institucional de la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC), Luis Oliva, hicieron manifiesta su preocupación.

“Nosotros no hemos sido consultados. Nos habían dicho que querían implementar un nuevo plan, y que lo íbamos a trabajar, pero no nos vinieron a consultar nada”, dijo Luna.

En el mismo sentido se expresó Oliva, quien detalló que los funcionarios municipales habían hablado de “consensuar” el proyecto “en el marco de las reuniones que manteníamos por diferentes temáticas concernientes al área central, entre ellas, carga y descarga”.

“Pero esas reuniones no se hacen desde septiembre del año pasado, más o menos”, agregó Luna.

“Sabemos que el tema es muy complejo y problemático de trabajar”, reconoció Oliva pero destacó: “No sabemos cómo van a funcionar estas modificaciones. Hay muchas dudas. No sabemos si los espacios que van a funcionar como ‘pulmones’ serán suficientes, si las tres horas de descarga van a alcanzar para abastecer todo el centro. Además, se están concentrando los operativos de descarga en horas de la noche y eso puede ser inseguro. Hay muchas cosas para evaluar”, indicó Oliva.

Los mayoristas, en tanto, evaluarán las modificaciones recién a mediados de la semana que viene o la otra.

Por su parte, responsables de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas de Córdoba (Cedac) se reunieron ayer con Rossi y otros funcionarios municipales y les advirtieron sobre la inviabilidad de algunos cambios.

“Es imposible dar de comer a diez personas en una mesa que tiene capacidad para cuatro”, graficó Rolando Pérez, gerente de la entidad, al hacer referencia a la concentración de espacios habilitados para la descarga de grandes camiones.

“Han unificado zonas y pretenden que se abastezca a todo el centro en tres horas a la noche. Eso es imposible”, expresó. Al respecto, Rossi indicó a este medio que se generarán “los espacios necesarios para que los comerciantes y transportistas puedan hacer las descargas. Esperamos sugerencias de las cámaras respectivas. Lo que sí, no habrá vuelta atrás con el horario de la mañana que es lo que ellos reclaman”, aseguró.

Hasta ahora, la norma dividía a la ciudad en cinco zonas y establecía cinco categorías de vehículos y tres franjas horarias: a la mañana temprano, a la siesta y a la noche.

Ahora, sólo quedarán dos zonas, dos horarios y tres categorías de transporte.

El área en la que regirán las restricciones es la delimitada por las calles Río Negro, Deán Funes, Santa Fe, Castro Barros, Las Heras, Ortiz de Ocampo, Costanera Norte, Nudo Vial Mitre, Poeta Lugones, Plaza España, Valparaíso, Enrique Barros, Venezuela, Richardson, Plaza de las Américas y Mayor.

En esa zona, los vehículos de hasta 4,5 toneladas tendrán libre circulación (cargados o no) y podrán realizar operaciones de carga y descarga de lunes a viernes entre las 22 y las 7 y de 14.30 a 17.30. Los sábados podrán hacerlo hasta las 10 y después de las 14. Los domingos y feriados será libre.

Los vehículos de 4,5 a 9 toneladas con carga sólo podrán circular en esa zona de lunes a viernes entre las 22 y las 7 y de 14.30 a 17.30, sábados hasta las 10 y después de las 14, domingos y feriado libre. Sin carga pueden transitar sin restricciones.

Los utilitarios de nueve a 17 toneladas sólo podrán circular y realizar cargas y descargas de lunes a viernes entre las 22 y las 7, los sábados a partir de las 14, y los domingos y feriado libremente.

En tanto, para operar en vías y carriles selectivos habrá que hacerlo de 22 a 7, y sólo con autorización de la Dirección de Tránsito municipal.

“Lo que se busca es que en el horario de carga y descarga los vehículos de hasta nueve mil kilos lo puedan hacer de 22 a 7 de la mañana y tengan tres horas por la siesta”, dijo Rossi.

Respecto de los “pulmones” (espacios delimitados para la carga y descarga) el funcionario adelantó que se ubicarían en las zonas de los mercados Norte y Sur, para intentar ordenar la operación de los vehículos en esas áreas de influencia”.

Al respecto, Pérez advirtió: “Esto va a traer complicaciones económicas, comerciales y entre los empleados. Nosotros ya tenemos inconvenientes con el gremio. El horario nos genera sobrecostos porque debemos hacer trabajar a los empleados en horario nocturno”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *