jueves , 18 de julio, 2019

Inédita operación en un hospital público cordobés

Profesionales del programa de Manejo de la Cardiopatía Congénita del Adulto colocaron a una joven paciente dos “stent” en arterias pulmonares, intervención que por primera vez se realiza en un hospital provincial.

Una paciente de 28 años, madre de cuatro hijos, con una lesión severa en las ramas pulmonares que le provocaba cansancio extremo ante cualquier esfuerzo físico, se repone favorablemente de una intervención practicada por cardiólogos del Hospital de Niños y del Nuevo Hospital San Roque.

“Lo que hicimos fue colocar dos mallas metálicas simultáneas, conocidas con el nombre de “stent”, en ambas ramas de las arterias pulmonares, mejorando así el calibre de ambos vasos de las arterias de forma exitosa”, precisó Alejandro Peyrone, jefe de Hemodinamia del Hospital de Niños.

La intervención, que no tenía precedentes en la salud pública provincial, marca un adelanto en el sistema sanitario del interior del país. Se plasmó en el marco del programa de Manejo de la Cardiopatía Congénita del Adulto, que integran profesionales de los mencionados nosocomios provinciales.

Este tipo de procedimientos se cuenta entre los más avanzados que existen a nivel mundial en la resolución y corrección de esta clase se lesiones. Al ser realizado de forma no invasiva, significa un gran beneficio para el paciente, ya que evita la cirugía mayor. Además, implica un mínimo tiempo de intervención, lo que redunda en menores complicaciones potenciales y una recuperación mucho más rápida.

“Esto es muy importante para el crecimiento del programa y es un gran desafío para el sistema público. Desde el punto de vista de la infraestructura y recursos humanos estamos capacitados. Trabajando en conjunto un hospital de adultos y uno de niños estas cosas se pueden hacer realidad”, sintetizó Peyrone.

En el contexto de una filosofía de abordaje multidisciplinaria de atención, se formó la Unidad Vascular del Polo, integrada por tres hospitales, el de Niños, el Nuevo San Roque y el Rawson. La especialidad de Manejo de la Cardiopatía Congénita del Adulto funciona desde el año 2010, en conjunto con la primera y única residencia de Latinoamérica en esta especialidad. “Esta residencia apunta a brindar la formación integral para hacer la coordinación en la atención entre el niño y el adulto en este tipo de patologías”, señaló Daniel Mercado, director del Nuevo San Roque.

Actualmente el número de pacientes adultos con cardiopatías congénitas iguala a la cantidad de niños que padecen esta afección. “Vimos que teníamos que acompañar a ese niño convertido en ‘adulto’ en estas cardiopatías. Hay que recalcar que el aumento de estos pacientes se debe a los éxitos en las cirugías, hemodinámias y métodos de diagnóstico que hoy se realizan. Entonces podemos ofrecer nuevas respuestas a los nuevos problemas”, comentó Betina Vega, cardióloga del Hospital de Niños y parte del equipo que realizó el procedimiento.

Los especialistas coinciden en la importancia del seguimiento y acompañamiento de estos pacientes durante toda la vida. Señalan que es muy significativo que sea el mismo equipo el que realice este seguimiento. Los pacientes ingresan siempre recién nacidos, pero las circunstancias de la vida van cambiando; pasan a la adolescencia, después desean ser padres y luego deben transcurrir y enfrentar toda la vida adulta, en muchos casos habiendo sido sometidos a múltiples cirugías e intervenciones.

“Cada uno (de los pacientes) va a tener distintas posibilidades y dificultades. Por eso, también trabajamos el aspecto psicológico y emocional, que es muy importante”, remarca el Marcelo Cabrera, Especialista en Cadiopatías Congénitas del Adulto y parte del staff del hospital Nuevo San Roque. “En este caso, creemos que después de esta intervención, nuestra paciente va a poder cambiar sustancialmente su calidad de vida”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *