martes , 19 de noviembre, 2019

Imputaron al intendente de Cosquín

El fiscal Martín Bertone de Cruz del Eje, ordenó allanar ayer dependencias el Concejo Deliberante de Cosquín donde la policía habría secuestrado una ordenanza trucha, adulterada, en perjuicio del Departamento Ejecutivo.

Según fuentes tribunalicias, uno de los testigos que declaró, dio la pista y mostró dos ordenanzas con el mismo número que en el Concejo Deliberante había una ordenanza que no coincidía con la original. Presuntamente había sido adulterada durante la gestión de la intendente interina Rossana Adaglio, quien al enterarse que volvía a su cargo Villanueva, hizo varias operaciones y manipuló documentaciones públicas.

La misma fuente, extraoficial, confió a El Diario que “la ordenanza melliza” sería la de contabilidad Nº 320/86 y sus modificaciones, y la adulteración dataría de los últimos días de noviembre del 2012 y que cambiaría sustancialmente el espíritu de la norma ya que la trucha fija vencimiento en la devolución de partidas cuando en la original no tiene esa cláusula.

En ese contexto, se estaría ante graves delitos como falsedad ideológica, falsificación de instrumento público agravado por el cargo, y a raíz de la gravedad, no se descarta más allanamientos a domicilios particulares de concejales, familiares de éstos y empleadas del recinto como Cecilia Rodríguez, quien también habría sido nombrada en una declaración.

En estos días, la intendenta interina Rossana Adaglio se encuentra de viaje por Israel y no atendió a la prensa, pero la investigación del fiscal apunta a ella como presunta autora intelectual.

La acción judicial conmocionó el ambiente político coscoino que ya se había sorprendido con la extensión de los cargos contra el intendente Marcelo Villanueva y sus colaboradores.

Como era de esperar, tras el pedido de Villanueva que se desestimara las denuncias contra él o se lo imputara, ayer fue imputado por malversación de fondos y peculado por uso, pero la sorpresa llegó con que empleadas municipales también fueron acusadas de los mismos cargos.

La misma imputación pesa para el jefe de gabinete, Eduardo Villanueva, el director de Economía, Daniel Porcel de Peralta y la subdirectora, Rossana Varela, además de la agente contratada, Vanesa Ramos.

Anoche, Villanueva dijo sentirse satisfecho con las investigaciones que lleva adelante el fiscal, y que ahora podrá acceder al expediente y defenderse.

En tanto, en el municipio lamentaron que a Varela y Ramos hayan sido involucradas por Rossana Adaglio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *