viernes , 19 de julio, 2019

Identidad de género: trasladan travesti a cárcel de mujeres

Acorde con los principios de la Ley de Identidad de Género, la Justicia autorizó que una presidiaria transexual se mude al pabellón de mujeres en la Cárcel de Bouwer. Es el primer fallo favorable que se produce en Córdoba.

El juez federal Ricardo Bustos Fierro (Juzgado Nº 1) ordenó el traslado de una interna transexual a la unidad penitenciaria para mujeres de Bouwer aunque aún no disponga de un nuevo documento nacional de identidad (DNI) que exprese su identidad autopercibida.

En su fallo, el magistrado aseguró que demorar el reconocimiento del derecho de la imputada a ser alojada en otra dependencia por no haber concluido el trámite en el Registro Civil implicaría “no reconocer íntegramente el derecho de identidad de género de la interna”, quien se encuentra procesada por presunta violación a la ley de estupefacientes y está detenida desde marzo.

Mercedes Crespi, defensora oficial en la Justicia Federal de Córdoba, informó que entiende que la solicitante ya fue trasladada a la cárcel de mujeres porque la orden establecía que se haga el traspaso en el mismo día de la resolución.

“Todo salió como los esperábamos a pesar de que todavía no está terminado el trámite de la nueva identidad (…) Cuando la vi ayer estaba muy emocionada por el logro. Es una persona que ha luchado por los derechos de este grupo. Tiene una historia de militancia y estos pequeños logros son vividos de una forma muy intensa”, señaló Crespi.

La solicitud se fundamenta en el derecho internacional y en las observaciones del Comité de Derechos Humanos y de la ONU que reconocen que las travestis sufren un tipo de violencia particular en las cárceles, pero sobre todo, en la Ley de Identidad de Género aprobada en mayo pasado, que garantiza el derecho de las personas transexuales al reconocimiento de su identidad autopercibida, corresponda o no con el sexo de nacimiento

La defensora oficial del fuero federal había subrayado con anterioridad que una de las cosas que motivó la presentación es que su representada “estaba sufriendo diversos tipos de problemas por su condición de travesti”.

“Hay toda una serie de violencias que sufren estas personas estando en una cárcel de hombres, que hasta ahora nadie las denuncia y permanecen invisibilizadas (…) En el caso del Servicio Penitenciario de Córdoba incluso, la situación de travestis y homosexuales es peor que en otros servicios del país porque los alojan en pabellones comunes. Lo normal sería que los alojen por separado, de forma tal que se puedan cuidar más. Acá hace años que se suprimió eso y están expuestos a un sinnúmero de violencias”, acusó Crespi días atrás.

Fuente SRT

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *