martes , 17 de septiembre, 2019

Hoy se conocerá la sentencia por el crimen de Diana Sacayán

Se trata de la líder de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bixesuales, quien fue puñalada en su departamento de Flores. El imputado, Gabriel David Marino, podría ser condenado a prisión perpetua.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 dará a conocer hoy el veredicto en el juicio por el crimen de la dirigente trans Diana Sacayán, asesinada de 13 puñaladas en su departamento del barrio porteño de Flores en 2015.

Por el hecho se encuentra imputado Gabriel David Marino, de 25 años, como coautor del crimen, y podría recibir una pena a prisión perpetua, tal como lo solicitaron la fiscalía y las dos querellas, representadas por la familia de la víctima y al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

En la etapa de alegatos, el fiscal Ariel Yapur consideró a Marino responsable del “homicidio triplemente agravado por odio de género, por violencia de género y por el vínculo” de Sacayán de 40 años.

Yapur dio por probado “sin lugar a duda razonable” que Marino, actuando en conjunto con otro hombre que aún no fue identificado, mató a la referente en “circunstancias que permiten afirmar que el hecho guarda relación con su condición de mujer trans“.

Además, el fiscal reclamó que se llame “travesticidio” a este tipo de crímenes y consideró que “la virulencia del ataque encuentra explicación en el odio a la identidad de género de Diana y en su expresión“, en relación a las lesiones que presentaba el cuerpo en “las zonas que hacen a su identidad como mujer travesti”.

Por su parte, la abogada de la familia de Sacayán, Luciana Sánchez, requirió al tribunal una serie de “medidas de reparación y no repetición” para evitar este tipo de crímenes, entre ellas, la creación de más fiscalías especializadas, la ampliación de la estructura de la actual Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) y la aplicación “obligatoria” de protocolos específicos para estos casos.

En la misma línea, el representante del INADI, Ricardo Kassargian, destacó “el valor de las palabras”: “Si matan al padre, se habla de parricidio; si matan a un hijo, se habla de filicidio; al hermano, fraticidio… Entonces, cuando matan a una travesti por su condición de tal, se debe hablar de travesticidio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *